El Ejército pide a Channel 4 que no secuestre al príncipe Harry

El príncipe Harry vestido de militar.mediaset.es

.

El jefe de las Fuerzas Armadas británicas instó en una carta a Channel 4 a no emitir The Taking of Prince Harry (La captura del Príncipe Harry), un "documental con dramatizaciones" que examina qué ocurriría si el segundo hijo de Carlos de Inglaterra fuera secuestrado durante una misión militar en Afganistán.
La retransmisión del programa de 90 minutos está prevista para el jueves y recrea un accidente de helicóptero en el sur de Afganistán y la subsiguiente captura del nieto de la reina Isabel, tercero en la línea de sucesión al trono británico.
El príncipe Harry sirvió en las fuerzas británicas en Afganistán en 2008, lo que le convirtió en el primer miembro de la familia real en combatir desde que su tío, el príncipe Andrés, voló en helicóptero en la guerra de Malvinas, en 1982.
"Podemos confirmar que (el jefe de la Fuerza Aérea) Jock Stirrup envió una carta al presidente de Channel 4" , dijo un portavoz del Ministerio de Defensa. "Fue una carta privada y sería inapropiado comentar su contenido", agregó.
La carta estuvo en parte motivada por lo que Stirrup consideró una falta de respeto de los realizadores del programa a las tropas que combaten en Afganistán y a sus familias, indican desde el Ministerio de Defensa británico.
La película incluye una escena en la que el actor que interpreta al príncipe es forzado a aparecer en la propaganda talibán y de Al Qaeda. También contiene testimonios de analistas de inteligencia y de personas que fueron tomadas como rehenes.
Channel 4 ya fue criticado cuando anunció la película este mes; por ejemplo, el experto en seguridad interior del diario The Sun, Andy McNab, denunció que este falso documental era "de mal gusto".
El príncipe Enrique, de 26 años, ya ha expresado públicamente su deseo de regresar a Afganistán . Hay que recordar que en 2008 se tuvo que ir de su destacamento antes de tiempo después de que se filtrara la noticia sobre su presencia en el país.
Channel 4 señaló en su momento que había contactado a la familia real por el filme, pero que no había recibido ninguna respuesta. Ahora, ante la carta de Stirrup, una portavoz del canal contestó: "Le hemos escrito (...) respondiendo a sus inquietudes. La película está basada en el testimonio de expertos y es una investigación periodística seria sobre un tema actual. Trata el tema con sensibilidad", aseguró.
"Es legítimo que un documental explore los riesgos que enfrenta el príncipe como un blanco de alto valor y busque entender la plena naturaleza de los peligros de un miembro de la realeza en el teatro moderno de la guerra, al igual que las implicaciones políticas de un secuestro de alto perfil", agregó.