Europa avala que el Gobierno valenciano cierre los repetidores de TV-3

.

La Comisión Europea
reconoce el derecho de cada Estado miembro a "gestionar" el espectro de radiofrecuencias mediante un "sistema de licencias".
Además, explicó que los Estados miembros "pueden establecer un sistema de licencias, con el fin de gestionar eficazmente el espectro de radiofrecuencias". De acuerdo a las normas comunitarias, los países de la UE deben "garantizar la libertad de recepción" y "no obstaculizar" las retransmisiones en su territorio de servicios procedentes de otros Estados miembros.
La comisaria europea de Sociedad de la información y Medios, Viviane Reding, contestó así a una pregunta parlamentaria del eurodiputado de CiU, Ramon Tremosa, en la que éste denunciaba la "pasividad" del Gobierno español ante el cierre de los repetidores por parte de las autoridades valencianas. En su interpelación, Tremosa criticó el "intento de censura" de la Generalitat Valenciana, por una decisión que el eurodiputado considera una "agresión contra la lengua de los valencianos y su derecho a elegir entre distintas fuentes de información".
Reding aclaró que el Ejecutivo comunitario "no tiene intención de dirigirse" a las autoridades españolas para abordar este tema, "dado que, según parece, no hay pruebas de que se esté infringiendo el derecho comunitario".
A este respecto, la comisaria apuntó que las restricciones en territorio español de un servicio de radiodifusión de otro país comunitario serían "contrarias" a la normativa comunitaria. No así en el caso al que alude Tremosa, ya que se trata de una cadena española en territorio español.