Expediente de Industria a Intereconomía

Eduardo García Serrano.mediaset.es

.

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, confirmó el miércoles que el Ministerio de Industria ha abierto un expediente sancionador a Intereconomía por los insultos vertidos hace dos semanas por el periodista Eduardo García Serrano hacia la consellera de Salud de la Generalitat catalana, Marina Geli, por los contenidos del portal sexejoves.gencat.cat.
Según dijo ante la Comisión de Igualdad del Congreso, el Gobierno ha actuado "con toda la contundencia" dentro de la legislación vigente pero recalcó que, además de las responsabilidades penales que puedan derivarse de la querella presentada por la afectada y de las responsabilidades administrativas que se deduzcan del expediente sancionador de Industria, "es necesaria una respuesta política" porque se trata de "insultos de tremenda gravedad".
"Mirar para otro lado y ponerse de perfil no parece lógico de personas comprometidas con la igualdad y la buena educación", enfatizó.
Los portavoces de la Comisión de Igualdad, a instancias de ERC, vieron esas declaraciones de García Serrano antes del inicio de la comparecencia de la ministra.
En el visionado no quisieron participar las diputadas del PP, que pedían que también se exhibieran las disculpas posteriores del tertuliano, pero la presidenta de la comisión, la ex ministra Carmen Calvo, no lo autorizó al no haberse solicitado con tiempo suficiente y conforme a los requisitos reglamentarios.
Antes de comparecer, Aído ya adelantó a los periodistas la existencia de ese expediente sancionador calificando de "lamentable" el comportamiento del periodista y subrayando que las disculpas de García Serrano "son perfectamente compatibles" con la asunción de las responsabilidades que correspondan.
"Rechazo esas descalificaciones como cualquier tipo de manifestaciones injuriosas y ofensivas sobre las mujeres", aseveró.
Quien sacó el tema en la comisión fue el portavoz de ERC, Joan Tardà, el promotor de que se exhibiera el vídeo, que quiso repetir en la comisión los insultos proferidos (guarra, puerca y zorra repugnante, entre otros) para que quedara constancia en el Diario de Sesiones como "ejemplo vergonzante" para las futuras generaciones, al considerar que son una muestra de "machismo violento" que entronca con "el fascismo".
Instó al Gobierno a hacer uso de la Ley Audiovisual, que establece como infracción muy grave "la emisión de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social".
En su opinión, debería imponerse la multa máxima, que va de 500.001 hasta un millón de euros y ya anunció que seguirá la evolución del expediente y que, dentro de dos o tres meses, volverá a pedir la comparecencia de la ministra para ver en qué ha quedado.
"Toda su labor en el fondo acaba siendo estéril si a pesar de ello hoy damos barra libre a ese tipo de actuaciones", advirtió.
El PP reaccionó ante tales insinuaciones y, a través de su portavoz, Sandra Moneo, rechazó que se impute a su partido las palabras del periodista.
Tras dejar clara su condena personal y de su grupo respecto de los insultos a los que fue sometido Geli, anunció que el PP se reserva acciones legales si el PSOE no retiraba sus palabras.