Georgia se retira de Eurovisión

"Georgia ha decidido no modificar el texto bajo las presiones de Rusia y no participará en el concurso", ha informado Natia Uznadze, directora del proyecto nacional para elegir al representante de Georgia en el festival.
Uznadze ha precisado que la decisión fue tomada en una reunión de la comisión encargada de la selección con directivos de la televisión pública de este país caucásico y con el grupo Stephane & 3G, el ganador del concurso nacional, que debía viajar a Moscú.
La productora ha descartado que Georgia cambie de opinión al subrayar que "la decisión es definitiva".
La UER ofreció al mismo tiempo la posibilidad a Georgia de modificar hasta el próximo día 16 la letra de su tema We Don't Wanna Put In, criticada por su presunta alusión ofensiva al primer ministro ruso, Vladimir Putin, o bien de escoger otra canción para representar a su país en Eurovisión.
Según las reglas del concurso, la letra y/o interpretación de las canciones no deben perjudicar la reputación de Eurovisión como festival de la canción ni incluir lenguaje ofensivo, y quedan prohibidos textos, discursos o gestos de naturaleza política o similar, así como mensajes de carácter comercial.
El estribillo de la canción We Don't Wanna Put In/The negative move/It's killin' the groove podría traducirse haciendo un juego de palabras, según publicaron medios rusos, como No queremos a Putin/El mal rollo/Estropea la buena onda. La críticas llegaron incluso desde el propio país, país invadido por el ejército ruso en agosto pasado. Algunos representantes de la cultura criticaron la letra de la canción.
El grupo Stephane & 3G, que se impuso con su canción en la final nacional del 18 de febrero a otros nueve aspirantes, está formado por el cantante y productor Stephane Mgebrishvili y el trío integrado por Nini Badurashvili, Tako Gachechiladze y Kristine Imedadze.