El Gobierno argentino, salvavidas de los derechos televisivos del fútbol

.

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA)ha rescindido el contrato con Televisión Satelital Codificada (TSC, controlada por el grupo Clarín, crítico con el Gobierno), la empresa que tenía hasta el año 2014 los derechos de televisión y a la que reclama que le pague el doble de lo que hasta ahora. Prensa y oposición han denunciado un acuerdo de los clubes con el Ejecutivo de Cristina Fernández para que los fondos públicos sostengan el negocio del fútbol.
La Liga arrancará el 21 de agosto, una semana después de lo previsto. La AFA negocia ahora con nuevos socios. Su portavoz, Ernesto Cherquis Bialo, asegura que la AFA se siente "perjudicada notablemente" por la "diferencia" que existe entre las personas que pagan por ver los partidos de fútbol y los ingresos que reciben los clubes de la televisión.
El conflicto comenzó hace algunas semanas con una demanda del sindicato de jugadores para que los clubes pagaran las abultadas deudas que tienen con los futbolistas, consecuencia de la extrema crisis financiera de los equipos.
TSC ofreció adelantar 7,4 millones de euros a la AFA para que los clubes cancelaran esas deudas. Pero la propuesta fue rechazada por el presidente de la AFA, Julio Grondona, quien afirmó que "la solución de los problemas debe ser de fondo" y exigió un aumento del 100% de los montos que los clubes reciben de la televisión, que ascienden a unos 49,4 millones de euros, a lo que TSC se negó.
Marcelo Bombau , titular de Torneos y Competencias, socia de TSC, ha denunciado la existencia de un pacto entre Grondona y el ex presidente argentino Néstor Kirchner para estatalizar el fútbol, lo que fue rechazado por el Gobierno.
Pero la prensa y la oposición apuntan que el Ejecutivo argentino pagaría a la AFA cerca de 32,4 millones de euros para transmitir por televisión abierta los partidos del torneo local, algo que negó el portavoz de los clubes pero sin descartar que el Estado pueda ser en el futuro socio.
Y horas antes de la reunión en la que AFA decidió romper el contrato televisivo con TSC, Cherquis Bialo reconoció a Reuters que el Gabinete de Fernández hizo una propuesta "interesante" para adquirir los derechos.
En España, la deuda de los clubes superaba los 3.500 millones de euros al cierre de la pasada temporada.
Por derechos televisivos, esperan ingresar cerca de 600 millones como fruto del contrato que han suscrito con Mediapro. La productora de Jaume Roures ha revendido de momento esos derechos a La Sexta, de la que es socia (partido en abierto) y a operadores de pago como Digital + y Ono. Pero espera del Gobierno la autorización para emitir en TDT de pago su canal GolTV, que le permitiría cobrar directamente por esos contenidos y rentabilizar la inversión.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.