El Gobierno británico quiere utilizar a la BBC para lanzar propaganda contra Al Qaeda

Fachada de un edificio de la BBC.mediaset.es
El Gobierno británico quiere usar a la muy respetable -y modelo de independencia- BBC como herramienta de propaganda en su lucha contra la organización terrorista Al Qaeda. Según un informe secreto del Ministerio del Interior publicado por el diario los expertos antiterroristas del Ejecutivo laborista también quieren explotar los nuevos medios, como Internet, para "canalizar sus mensajes", utilizando para ello a voluntarios. The Guardian,
La Unidad de Investigación, Información y Comunicación del Ministerio del Interior, creada el año pasado y en la que trabajan especialistas de varias carteras, trata de contrarrestar de esa forma la propia propaganda de Al Qaeda.
El documento explica que se trata de volcar determinado material "en los medios británicos, por ejemplo, un determinado programa radiofónico de la BBC, para poner de relieve las tensiones entre la dirección de Al Qaeda y sus partidarios".
Según The Guardian, la campaña gubernamental se basa en el supuesto de que Al Qaeda está de capa caída en todo el mundo y puede parecer vulnerable si se habla de su creciente rechazo por parte de personas que inspiren credibilidad y se detallan sus atrocidades.
Se trata de demostrar que Al Qaeda está perdiendo apoyos en todas partes, que sus militantes no son héroes, no tienen respuestas para los problemas de la gente y pueden en cambio dañar a los ciudadanos y al país del que éstos formen parte.
El documento indica que el material de propaganda está dirigido sobre todo a los "comunicadores" de las embajadas y consulados del Reino Unido en todo el mundo y en especial, aunque no de modo exclusivo, a quienes trabajan con líderes de opinión en otros países.
El primer material enviado a los puestos diplomáticos del Reino Unido en todo mundo fue la condena que hicieron de Al Qaeda Sayyid Imam al-Sharif, apodado Dr Fadi, ex dirigente de la Yihad Islámica egipcia, y el saudí Salman Abu-Awdah.
Este último es un intelectual que publicó una carta abierta al líder máximo de Al Qaeda, Osama bin Laden, en la que calificaba de ilegítimos e inmorales los objetivos de la red terrorista.
El documento asegura que Al Qaeda ha sido expulsada definitivamente de muchas partes de Irak y ha perdido influencia en Afganistán.
Destaca además el hecho de que Mohammed Hamid, declarado culpable el pasado febrero de la radicalización y el reclutamiento de jóvenes para combatir a Occidente, es un ex adicto al crack.
También señala que Al Qaeda está ahora centrada en Palestina, para disgusto de los propios palestinos, porque ha fracasado en Irak, y se pronuncia públicamente sobre temas tan diversos como los sindicatos egipcios o el cambio climático en un intento desesperado de seguir teniendo relevancia.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.