El Gobierno llegará "hasta el final" en la reducción de publicidad en TVE

María Teresa Fernández de la Vega, en la jornada de UTECA.EFE
El Gobierno llegará "hasta el final" en la reducción de publicidad en TVE. Así lo ha anunciado la vicepresidenta del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, en un encuentro con UTECA, la asociación que reúne a las cadenas comerciales españolas. Aunque De la Vega reclama "medidas estructurales" en las que se impliquen todos los actores del mercado. UTECA, por su parte, demanda al Gobierno que las televisiones públicas -tanto la estatal como las autonómicas y las locales- se financien exclusivamente con recursos públicos.
De la Vega defiende que ha sido "positiva para el sector" la decisión del Gobierno de reducir paulatinamente un minuto por hora la publicidad en la cadena pública, hasta un máximo de nueve minutos en 2010.
Pero según los datos aportados por UTECA, TVE ya está por debajo de ese umbral obligada por la crisis del mercado publicitario. Si en 2008, el tope son 11 minutos de anuncios por hora, entre enero y septiembre La 1 sólo ha encontrado anunciantes para emitir 9,4 minutos.
Para Fernández de la Vega, "sería irresponsable e irreal quedarse en una mera reducción matemática de la publicidad en la televisión pública. Ir quitando minutos progresivamente sin tomar otras medidas conducentes a una financiación alternativa acabaría simplemente con la muerte y desaparición de la televisión pública y eso no figura entre los planes del Gobierno".
En su encuentro anual, UTECA también aborda lo que cuestan las televisiones públicas al bolsillo del contribuyente. Según un estudio de Deloitte, el coste anual bruto por hogar (sin los ingresos publicitarios) fue en 2007 de 170 euros (119 las autonómicas y 65 la estatal).
Una cantidad similar al canon que pagan, por ejemplo, los británicos, para el sostenimiento de la BBC, que no emite publicidad.
El informe también calcula que las televisiones públicas arrojaron unas pérdidas de 946 millones de euros el ejercicio pasado, y si se descuentan las subvenciones, el déficit habría ascendido a 1.566 millones de euros.
En cuanto a la TDT, UTECA reclama que se reduzca a la mitad el número de canales previstos para las públicas, urge a que se asignen los multiplex de cada operador y reclama luz verde a la TDT de pago (sólo para las privadas), un punto en el que hay consenso entre las cadenas aunque se difiere en el calendario.
María Teresa Fernández de la Vega dijo que el Gobierno quiere dotar a España de un modelo audiovisual que tenga un horizonte temporal de "al menos tres lustros", con el consenso de todas las partes.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.