'Gran hermano', una casa con sólidos cimientos

Mercedes Milá e Iván, ganador de 'Gran hermano 10'.mediaset.es
Podrán inventar concursos de superación, de habilidades, de aventuras... pero la madre de todos los realities está más viva que nunca. ha cerrado las puertas de la casa de Guadalix por décima vez y los espectadores no pierden el interés por el programa. Gran hermano
Así, la edición que acabó anoche ha sido más vista que las dos anteriores. GH 10 se despide con una media de 3.783.000 espectadores (25,8% de cuota), frente a los 3.511.000 de GH 9 (28,3%) y los 3.404.000 (23,5%) de GH 8.
Otro tanto pasa con las galas finales. La victoria de Iván congregó frente a Telecinco a 4.763.000 seguidores (31,5%), unos datos que superan la expectación en torno al desenlace de GH 9 (4.308.000, 31,7%) y GH8 (3.848.000, 27,2%).
Esta emisión ha sido la más vista de la décima temporada, seguida de la gala inaugural (4.517.000, 29,2%), que también cosechó mejores registros que las de GH 9 (3.497.000, 28,7%) y GH 8 (3.804.000, 30,6%).
Entre los secretos del éxito tiene mucho que decir el tirón que el formato -España es el primer país europeo que ya ha abierto el concurso una docena de veces- tiene entre el público de menor edad. Así, entre los espectadores entre 13-24 años sube a una cuota del 30,9%, y al 31,7% entre 25-34.