Huelga de los trabajadores de la televisión pública francesa

Nicolás Sarkozy.mediaset.es
Los trabajadores de France Télévisions, la radiotelevisión pública francesa, se han puesto en huelga el martes 25 de noviembre para protestar contra la reforma audiovisual que actualmente se discute en la Asamblea Nacional, y que, entre otras cuestiones estudia la eliminación de la publicidad en los canales públicos.
Unos 4.000 trabajadores se concentraron en la torre Eiffel, donde se presentó la finalmente elegida líder de los socialistas franceses, Martine Aubry, para quien "un audiovisual público independiente, con medios suficientes, es necesario en una democracia".
En France 2, por ejemplo, se suspendió la emisión del informativo de mediodía, y el de France 3 se sustituyó por una sucesión de imágenes sin presentador . En France Inter, los programas se sustituyeron por música.
Ésta es la primera huelga en el sector desde hace 20 años. Los sindicatos consideran que la supresión de la publicidad en las televisiones públicas beneficiará a las privadas (que financiarán en parte esta medida), sobre todo a las de empresarios como Bouygues y Bolloré, cercanos al presidente Sarkozy, que recuperarán gran parte del paquete publicitario.
A los trabajadores también les preocupa la financiación del grupo (integrado por cinco canales), pese a que el Gobierno se comprometió a garantizar los 450 millones de euros anuales que perderá paulatinamente a partir del 5 de enero próximo, hasta la supresión completa de anuncios en 2011.
También temen un plan de supresión de puestos de trabajo sobre la base de la dimisión voluntaria de 900 colaboradores que no serán remplazados.