IU, contra las fusiones de cadenas

Congresomediaset.es

.

El texto pide que se suprima el apartado uno del artículo dos del proyecto -que hace referencia a un límite del 27% de audiencia-, para "garantizar la pluralidad del sistema televisivo español que, de aplicarse lo contenido en el proyecto de Ley, correría grave peligro de verse reducida para el ámbito estatal".
Asimismo, solicita también la supresión del apartado dos del artículo dos, que contempla limitaciones en la adquisición de concesiones en los casos en que la fusión suponga la explotación de más de dos múltiplex -ocho canales- o se ponga en riesgo la existencia de al menos tres concesionarios para "garantizar la pluralidad".
No obstante, dentro de este apartado, IU-ICV estima parcialmente que se mantenga el apartado nueve que hace referencia a los inversores no europeos y a la reciprocidad de sus operaciones en el sector audiovisual español. "Este apartado recupera un criterio que compartimos: que este tipo de operaciones gocen de un marco jurídico recíproco en sus países de origen".
Por otra parte, critica la limitación "innecesaria" del servicio público de radiotelevisión, al que adjudica un 'tope' máximo del 25% del espectro en el ámbito estatal y un 50% en el ámbito de las públicas y pide la eliminación de esta medida, recogida en el artículo tres. A su entender, supone una "auto-limitación del Estado que resulta intolerable, ya que supedita el tamaño del servicio público prestado de forma directa al volumen de ocupación de espectro por parte de los operadores privados".
Para la formación, esta actuación, que "restaría margen de maniobra" a este sector público, es "innecesaria, máxime cuando se encuentra pendiente la remisión por parte del Gobierno del proyecto de ley audiovisual".
Por último, solicita la inclusión de una disposición adicional para que el Gobierno tenga en cuenta para futuros desarrollos normativos a los medios comunitarios -radios y televisiones gestionados por entidades sin ánimo de lucro-.
Por su parte, el grupo UPyD pide que la limitación a los operadores en función del múltiplex -en principio, cuatro canales en la TDT- se fije en torno al porcentaje total de estos dispositivos en servicio (un 25%) en lugar de una cantidad fija (dos múltiplex o uno, en el caso de las autonomías).
Asimismo, el PNV insiste en una de sus enmiendas en la necesidad de incluir un texto para garantizar a las comunidades autónomas el régimen de gestión de los múltiplex o programas de TDT "en el ámbito autonómico que les correspondan".