Igual de malvado con 80 años

Larry Hagman.mediaset.es

.

Con 50 años maltrataba a la pobre Sue Ellen en Dallas. Luego se dio a la bebida, hasta que una cirrosis hepática derivó en un trasplante de hígado. Tres décadas después, interpreta a otro malvado -millonario de moral dudosa- en Somos cómplices, el nuevo culebrón diario de Antena 3. Por no perder, no ha perdido ni su sombrero de cowboy, que no se quita mientras charla con los periodistas en Madrid, ni sus maneras de potentado, cuando regala a los reporteros un billete de dólar (fotocopia, claro) con un autógrafo.
Richard Slater, el personaje que interpreta Hagman en la serie, desaparece pronto. En el lecho de muerte, le cuenta a su hijo (Martjn Kuiper) que es adoptado, y éste se verá liberado para viajar a España a buscar a su familia biológica.
Este papel le ha permitido a Hagman volver al país donde pasó su luna de miel, en la Costa Brava... en 1953.
Y, de paso, puede trabajar. Reconoce que el éxito de los realities y otros géneros más baratos de producir  han dejado en paro a muchos de sus vecinos en California. "Por eso estoy aquí con vosotros", confiesa. "Está claro que acepté por dinero". Ya sabe hasta dónde le gustaría vivir si se quedara aquí: "Me encantaría uno de los pisos que dan a la Plaza Mayor (de Madrid), porque cada día te levantas y ves un circo".
Pero antes debería aprender el castellano. "Lo he intentado, pero nunca lo he conseguido. Y ya con 78 años me queda poco... En el bachillerato la profesora me aprobó porque se enamoró de mí". 
¿Se sigue considerando un ? "¡Sin la menor duda! Aunque mi esposa no lo ve así", bromea. sex-symbol
¿JR le encasilló? "Probablemente, en cierta medida". Y tres décadas después, ¿no está harto de él? "Me encanta que me llamen así, para nada renuncio a él".
Por aquellos tiempos gloriosos, . Y su legítima llama "esposa" a Linda Gray, la sufrida Sue Ellen. Tres décadas después. se sigue reuniendo con sus compañeros de Dallas alrededor de una barbacoa