Jesse Eisenberg aprobó el guión de 'El hormiguero'

.

Jesse Eisenberg pudo "en el show de Conan O'Brien de haberse sentido humillado por el espacio de Cuatro cuando viajó a Madrid, el pasado mes de octubre. comprobar -y corregir- con antelación el guión del programa antes de entrar a plató", y a todas las bromas les dio el "visto bueno". Así lo precisa El hormiguero después de que el actor, coprotagonista de La red social, se quejara 
"El show está diseñado para humillar al invitado americano", se quejó Eisenberg. "Muestran fotos ridículas tuyas e intentan burlarse de ti. Entonces, el público se ríe y entonces te llega la traducción y te das cuenta que es verdad que se están riendo de ti. Pero no tienes tiempo de responder porque ya han pasado a otro tema en español", relataba el actor, que visitó a Pablo Motos junto a Justin Timberlake y Andrew Garfield.
En referencia a los españoles en general, Eisenberg dijo a O'Brien: "Son unos ingratos por lo que les hicimos en la Segunda Guerra Mundial, enviarles aviones y barcos para preocuparnos por ellos", sentenció con una sonrisa en la boca.
"No podemos esperar que los invitados tengan siempre su mejor día" , se lamenta El hormiguero en un comunicado, donde repasa la amplia nómina de personajes "nacionales e internacionales, de la talla de Fernando Alonso, Will Smith, Hugh Jackman o Mel Gibson" que han pasado por el plató para someterse a los experimentos de Flipy o Marron y responder a las entrevistas de Motos.
"Todo el equipo que trabaja en El hormiguero se vuelca para que el invitado, sea quien sea, se sienta cómodo", añade la nota. "Queremos que esté a gusto, que se sienta cómplice de lo que hacemos y, en definitiva, que se divierta. Para nosotros el invitado es un huésped. Por eso es absurdo pensar que pretendemos humillarles. No es nuestro estilo", insisten.
"El Hormiguero pretende mostrar siempre la mejor cara de su invitado, su lado más cercano y divertido, algo a veces desconocido para el público, lejos de la imagen que podemos tener de ellos".
La estrella juvenil Justin Bieber -que anoche arrasó en los American Music Awards- y el grupo británico McFly son los prócimos invitados del programa, que esta temporada promedia una audiencia del 9,1% y casi dos millones de espectadores.