Jessi se mete en 'La ratonera'

.

La ratonera, de Agatha Christie, llega al Teatro Reina Victoria de Madrid
María Castro, Gorka Otxoa y Leandro Rivera
thriller
El reparto lo completan los actores Paco Churruca, Aroa Gimeno, Guillermo Muñoz y Maribel Ripoll quienes encarnan los huéspedes de los Ralston mientras que Álvaro Roig es el comandante Metcalf.
"Me pudo más el corazón que la cabeza", ha admitido Rivera, quien encarna en la ficción al personaje "más alejado a mí que he hecho nunca". "Es muy seco, muy machista y muy celoso", ha añadido.
En una entrevista, los actores protagonistas, tras preestrenar el montaje en el Teatro Alameda de Málaga la pasada semana, creen que La ratonera es una historia "mítica" que está "muy bien escrita y construida" por la llamada por algunos, "reina del suspense".
La ratonera , que se estrena el próximo 21 de enero, es la historia de la pareja formada por Mollie (María Castro) y Gilles Ralston (Leandro Rivera), propietarios de la casa de huéspedes de Monkswell Manor. Unos asesinatos y una tormenta de nieve harán que los nueve personajes atrapados en la casa sean investigados por el sargento Trotter (Gorka Otxoa).
Para Rivera, el éxito de la obra está claro: "el mayor acierto de esta obra es que le gusta a la gente acostumbrada al teatro y a los que no también", según el que fuera protagonista de Siete Vidas y co-presentador de Caiga quien caiga. "Plantea un acertijo al público y a la gente siempre le gusta adivinar", ha subrayado Rivera, quien estaba rodando una película en Sevilla y a punto de embarcarse en una nueva aventura en Nueva York cuando recibió la llamada del director de La ratonera, Víctor Conde.
Su pareja en la ficción, María Castro (Jessica en la exitosa serie Sin tetas no hay paraíso) cree que su personaje "no es para nada plano", empieza siendo "muy dulce", una característica contraria a lo que está "acostumbrada" en la serie de televisión.
"Mollie tiene un lado oscuro y siniestro pero también momentos cómicos y otros dramáticos" , ha añadido la actriz que por primera vez se sube a las tablas de un teatro. Un estreno que no le da "miedo" pero que le ha supuesto "mucho trabajo y mucha confianza" para sentirse "segura". Una seguridad que le ha transmitido el director y con la que se ha adentrado en el mundo de "la interpretación en estado puro" y con el que espera "no perder la ilusión del primer día".
El , Gorka Otxoa, ha destacado el éxito de esta obra en Londres, donde lleva más de 58 años representándose en el St Martins Theatre. nominado a mejor actor revelación en los próximos premios Goya por el filme Pagafantas
Pero, ha insistido que este nuevo montaje se aleja de una escenografía "antigua" para hacer algo "muy diferente" jugando con transparencias de luz y con música en momentos de sustos y transiciones para crear un viaje junto a los personajes. "Es un acierto apostar por la actualidad en un texto clásico", ha destacado Otxoa, quien cree en la universalidad de la obra porque "a todo el mundo le gusta ser detective".