John Cobra y Carol, a cuchilladas

.

Ni con Carol, su pareja y musa, se calma Cobra. El violento candidato a Eurovisión y su pareja se agredieron y acuchillaron mutuamente un mes antes de la gala en la que John Cobra acabó insultando al público. Antes de los abucheos de éste, besó a la inspiradora del tema, a la que cantó, entre otras rimas: "Sólo en ti encontré la tranquilidad/ ni un deportivo tiene mi estabilidad/ la vista de mis ojos no tiene maldad/ encuentras mis cosas con amabilidad".
Según informa el diario Levante, el rapero valenciano y su pareja, Carolina C., fueron detenidos por la policía tras una disputa en su domicilio de la calle Buenos Aires de Puçol (Valencia) el pasado 24 de enero. Supuestamente, Carolina le clavó un cuchillo de cocina en la pierna a su pareja dos veces, después de que éste la echase del domicilio, tirara su ropa y demás pertenencias por la ventana y agrediese a la mujer, de 20 años.
A su llegada, los agentes de la Policía Local hallaron al cantante oculto tras un coche y a la mujer con el cuchillo en la mano. Mario Vaquero Garcés -nombre auténtico de John Cobra- fue acusado de un delito de violencia contra la mujer, pero no se impusieron medidas cautelares porque la joven no quiso presentar su denuncia. Ella, por su parte, fue acusada por un delito de lesiones. Ambos fueron puestos en libertad con cargos al día siguiente.
Para los vecinos de la pareja, ellos "son tal para cual", y las riñas algo constante. "Un día sí y otro también se tiran los trastos a la cabeza", explica una de sus vecinas. Para ellos no fue extraño el comportamiento de Cobra, ni los gestos obscenos y frases malsonantes -"¡Comedme la polla!"- que dedicó al público de la gala de TVE en la que se elegía al representante de la cadena pública en Eurovisión.
"Su chiquillada de Eurovisión es lo más simple que ha hecho", aseveran sus vecinos, en comparación con los delitos cometidos hasta la fecha, y que le llevaron a pasar dos años entre rejas por intento de homicidio. Su víctima, un joven conocido como El Yuno, estuvo a punto de perder el bazo tras ser apuñalado en la calle Barraca de Puçol hace casi 10 años.
A sus 31 años, Cobra se ha hecho popular en YouTube con sus exhibiciones de valecalles, una especie de arte marcial firmada por él, así como por vídeos en los que se hace apología de la violencia contra las mujeres.