John Cobra y los toros disparan las quejas a la Defensora de RTVE

John Cobra, tras ser eliminado en la selección de Eurovisión.mediaset.es

.

La Defensora del Espectador, Oyente e Internauta de RTVE recibió en el primer trimestre de este año 2.560 comunicaciones de la audiencia, un 159% más que en el mismo periodo de 2009.
Según señala el último informe trimestral de la oficina que dirige Elena Sánchez, este "considerable aumento" se ha debido en gran medida a las polémicas que han generado diversos programas relacionados con los toros, el Festival de Eurovisión y el final de la serie La señora.
Hasta la Defensora han llegado bastantes protestas (439) por el proceso de selección de candidatos para Eurovisión y la participación en la gala final del controvertido aspirante John Cobra.
También ha recibido un gran número de comunicaciones, tanto de defensores (166) como de detractores (380) de los toros, por la emisión de un capítulo con sesgo antitaurino de la serie infantil de dibujos Vipo el perro volador.
La Defensora destaca asimismo en el informe, recogido por Servimedia, las quejas que ha recibido por el , afirma Elena Sánchez. final de la serie La señora. "Los fieles de la serie mostraron su desacuerdo con la muerte de la protagonista"
 "El hecho tuvo una amplia repercusión en los foros de Internet y en toda la prensa escrita".
Por lo que se refiere a los telediarios, las quejan han subido un 16,5%. El informe refiere las protestas llegadas por la emisión de las duras imágenes de la muerte de un atleta de skeleton en los Juegos de Invierno de Vancouver.
En cuanto a los deportes , las comunicaciones a la Defensora se han elevado un 158,9%, buena parte provocadas por la cobertura dada a determinados acontecimientos como el Rally Dakar o la Euroliga de Baloncesto.
En este último informe, la Defensora del Espectador se hace eco de las quejas de televidentes que reprochan a TVE que no emita en su integridad los títulos de crédito de las películas en todos los casos, con el argumento de buscar evitar la fuga de espectadores a la competencia, como le ha aducido la dirección a la oficina de Elena Sánchez.
A la Defensora no le satisface esta excusa, porque "si bien es cierto que los cinéfilos representan una minoría sobre la audiencia general, no lo es menos que los cortes bruscos entre contenidos representan un elemento de desconcierto y malestar entre la audiencia".
"Hacemos una llamada de atención a todos los responsables de la parrilla y emisiones de contenidos para que se esfuercen en dos sentidos: cuidar y respetar aquellos créditos que ofrezcan un complemento o un extra al desarrollo del relato, y evitar los cortes bruscos que no permiten diferenciar entre contenidos", indica.