La Liga se juega por orden judicial

.

La magistrada del Juzgado de Primera Instancia Número 63 de Madrid, Purificación Pujol, ha aceptado la medida cautelar requerida por los seis clubes (Athletic, Espanyol, Real Sociedad, Real Zaragoza, Sevilla y Villarreal) que solicitaban suspender el acuerdo adoptado por la Asamblea General Extraordinaria de la LFP para hacer huelga la jornada del 3 de abril. De esta forma, el Juzgado "decide que debe permanecer inalterado el calendario oficial de la Liga en Primera y Segunda Divisiones para la próxima Jornada", según confirmó el tribunal.
Así ha fallado la magistrada tras escuchar la víspera los argumentos de los representantes de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y del G-6, el grupo de clubes contrarios a que se produzca un paro liguero.
La Asamblea de la LFP acordó semanas atrás este paro patronal en la jornada del próximo fin de semana con el objetivo de conseguir que se anule la obligatoriedad de transmitir un partido en abierto todas las jornadas y que se cambie la Ley del Juego, y los clubes reciban mayores beneficios por las apuestas y de la Quiniela.
Sin embargo, el G-6 se opuso a esta decisión y presentó una demanda para que se anule este acuerdo, solicitando medidas cautelares antes de que se adopte una decisión definitiva dada la premura temporal.
Durante su exposición, el abogado de los disidentes, Juan de Dios Crespo, ha señalado, que, de producirse la "no celebración" de dicha jornada, se producirían una serie de "perjuicios irreparables".
 "La alteración de la jornada tendría como consecuencia el traslado del calendario, así que o bien se cumple el acuerdo de jugar partidos o se incumplirá el acuerdo con la LFP", advirtió el también abogado del Sevilla.
Además, el letrado como prueba concluyente quiso recordar las declaraciones del presidente de la LFP, José Luis Astiazarán, durante el conflicto con la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) el pasado mes de noviembre por la posible no celebración de la jornada que finalmente tuvo lugar el día 2 de enero de este mismo año.
Astiazarán, en cuanto a la petición de cambiar la jornada del día 2-3 dijo que "la extrema organización que tiene este calendario con factores como la Champions" (la final es el 28 de mayo), "la Europa League o los compromisos FIFA" (dos amistosos con la selección, el dia 3 y 7 de junio, en una gira por EEUU) "obliga a que la liga concluya el día 22 de mayo, por lo que lamentablemente no existe ninguna fecha para colocar jornadas"", puntualizó el abogado.
Por su parte, el abogado que representó a la de la LFP, Jorge Sánchez, argumentó que "la acusación es dura y más viniendo de clubes. Todos estos clubes dijeron que había que tomar medidas de paro y algunas de ellas eran más drásticas que las que se proponen. No vamos a tolerar que se impongan las medidas que solicita seis clubes de 42", apuntó.
Sánchez aseguró que estos equipos "aceptaron estas medidas" durante las reuniones del 3 y 11 de febrero en Madrid en las que se debatió este tema, asegurando que equipos como el Villarreal llegaron a proponer "trasladarla al Miércoles Santo para hacer más daño".