Luis Fernández evita aclarar si se marcha de RTVE

Luis Fernández, en el Senado.mediaset.es
"Por pudor, me va a permitir que no me refiera a ello". El presidente de la Corporación RTVE, Luis Fernández, ha evitado responder ante la Comisión Mixta de Control Parlamentario de RTVE sobre su posible dimisión, un rumor que ha ido tomando cuerpo en los últimos días. Tanto, que incluso los sindicatos de la radiotelevisión pública hicieron pública una nota de despedida la semana pasada.
El Gobierno ha puesto a Fernández a los pies de los caballos al dejarle al margen en el cambio de modelo de RTVE -prácticamente, se enteró por los periódicos de que se eliminaba la publicidad- y retrasar sin fecha la aprobación del contrato-programa que fija los objetivos y medios de la Corporación para el cumplimiento de sus funciones de servicio público.
Precisamente, Fernández presentaba hoy en el Senado la Memoria 2008 correspondiente al cumplimiento de la Función de Servicio Público por parte de la Corporación. En opinión de Fernández, el balance es inmejorable: "Se cumplieron ampliamente los objetivos", con la cobertura de las elecciones de marzo de 2008 y los Juegos Olímpicos como modelo.
La oposición del Partido Popular no ha sido tan generosa, y ha reclamado "datos concretos" en la citada Memoria.
El PP también ha cuestionado los Informativos de TVE (manifestación contra la Ley del aborto, tratamiento del caso Gürtel y de las noticias que afectan negativamente al Gobierno...), que Fernández ha vuelto a defender como "los más independientes y plurales" en la historia de la televisión pública, aunque admitió la "posibilidad de que cometamos errores".
Requerido por el PP para que facilite a la Cámara una relación de la productoras que trabajan para RTVE, Fernández ha dado por bueno el listado que presentó hace un año, y ha rechazado aportar más datos en atención a "cláusulas de confidencialidad" con las empresas contratadas.
A instancias del PSOE, Fernández ha explicado que, cuando desaparezca totalmente la publicidad de TVE, el 85% del tiempo liberado se cubrirá con producción propia, con programas "preferentemente de servicio público".
Por otra parte, ha reconocido que los concursos con llamadas a 905 no desaparecerán definitivamente hasta el 1 de enero de 2010. Hasta entonces, se mantendrán los comprometidos antes de la aprobación de la ley de financiación de RTVE, en vigor desde el mes de septiembre.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.