Mar Saura: "No tengo nada de demonio"

.

La buena envidia lo "divertido que es hacer de malo". A la mala le queda clarísimo que no tiene "nada de demonio". , la última serie estrenada por Telecinco. Saura interpreta a Alexia, la encarnación del Mal, cuya "obsesión" es llevar a Valeria (Garrido) hasta su lado oscuro. Intercambio de papeles en la vida real entre Aura Garrido (la buena) y Mar Saura (la mala), protagonistas de Ángel o demonio
En un encuentro con periodistas en los decorados de la serie, Saura intenta desentrañar las "complejidades" de su personaje. Un ser "cruel, violento, con deseos de venganza" que tiene una "historia de amor del pasado sin resolver" con Natael (Manu Fullola), el ángel mentor de Valeria.
La actriz y modelo -cuya mala favorita es Bette Davis- ha aprendido mucho estudiando a Al Pacino en Pactar con el diablo"Hacer de mala me encanta", asegura.
"Es más divertido", confirma Aura Garrido , su rival en la serie, que ahora anda con la mente puesta en la gala de los Goya, a los que opta el próximo domingo en la categoría de actriz revelación por Planes para mañana.
De los personajes de la producción fantástica de Telecinco envidia "lo de tener el poder que necesites en cada momento. Yo ahora usaría el de desaparecer y reaparecer en la barra libre de los Goya". Para ahorrarse el trago de la alfombra roja, por la que paseará con un modelo dorado (es lo poco que adelanta).
Y eso que, según dice, comparte con Valeria que "no me achanto ante las dificultades", presume.
Lo pondrá a prueba en la serie, que ya rueda su segunda temporada en el madrileño municipio de Pinto. Valeria es la heroína, a la que un ángel dice en la calle que es uno de los suyos. Y hasta aquí puede leer.  En los nuevos episodios, "va a vivir cosas que le van a fortalecer".
Dos semanas después de su primera emisión, Ángel o demonio se ha convertido en el mejor estreno de una serie de Telecinco desde 2009, con más de tres millones de espectadores y un 15,3% de cuota de pantalla.