A Mediapro se le 'escapa' un vídeo del PSOE en el Canal Senado

.

El Senado ha atribuido a un error "técnico" la emisión de un vídeo electoral del PSOE a través de su señal institucional que ha tenido lugar este miércoles durante la retransmisión del Pleno de la Cámara; ha anunciado que examinará "cuidadosamente" la responsabilidad de la empresa Overon -filial de Mediapro- contratada para este servicio y las "consecuencias" que puedan derivar.
El PP ha denunciado esta mañana que la señal institucional que retransmitía el Pleno del Senado ha sido interrumpida para emitir un vídeo electoral del PSOE, en lo que ha calificado como un acto de "propaganda y manipulación" del que ha anunciado que pedirá explicaciones tanto en la Mesa y la Junta del Senado y formulará una queja formal ante la Junta Electoral Central.
En un comunicado oficial, el Senado reconoce que durante la retransmisión de la sesión plenaria a través del satélite Hispasat se ha producido un corte y se ha emitido el vídeo del PSOE. Según defiende, esta "incidencia" ha sido motivada "por un error técnico imputable única y exclusivamente a la empresa encargada de retransmitir la señal de televisión del Senado, Servicios Audiovisuales Overon S.L".
El Senado garantiza que, tan pronto como ha tenido conocimiento de este hecho, ha procedido a la "subsanación inmediata" del error y además ha exigido responsabilidades a las empresa Overón a través de un escrito dirigido a su director general para que asuma la responsabilidad de lo ocurrido y "dé una explicación pública ante los medios de comunicación".
"El Senado examinará cuidadosamente la responsabilidad en la que el contratista ha incurrido con este acto y las consecuencias de toda índole que se puedan derivar de dicho fallo del servicio", ha anunciado.
En declaraciones a Europa Press, el diputado del PP Ramón Moreno ha culpado directamente al PSOE del suceso y ha advertido de que siempre se da la "casualidad" de que "los errores siempre benefician al PSOE y perjudican a los demás".
Por su parte, fuentes del Grupo Socialista en la Cámara Alta han explicado que no tenían nada que ver con el acontecimiento porque la emisión corresponde a la empresa a la que se le contrata el servicio.