'El Mundo' mantiene al columnista que hace apología de la violencia machista

.

Tras las "esas vaginas que aún no huelen a ácido úrico, que están limpias", la justificación de la violencia contra la mujer, al tratar como un "chico normal" al joven rumano que retransmitió el asesinato de su novia a través de una webcam. Desatado el incendio en la Red, el director de El Mundo, Pedro J Ramírez, anunció que retiraba el artículo de Salvador Sostres de la web del diario. Una reacción que llegó tarde, pues .  ya nada se podía hacer para levantarlo de la edición impresa
Aunque a lo largo de su escrito -Un chico normal-. Sostres insiste en que no puede justificar el asesinato ni el maltrato, a continuación matiza: "Porque un chico normal de 21 años que está enamorado de su novia embarazada, es normal que pierda el corazón y la cabeza, el sentido y el mundo de vista, si un día llega a casa y su chica le dice que le va a dejar y que además el bebé que espera no es suyo".
"A este chico les están presentando como un monstruo y no es verdad. No es un monstruo. Es un chico normal que se rompió por donde todos podríamos rompernos", insiste, haciendo suya la versión del detenido, defendida por su padre, que estaba al otro lado del ordenador cuando el joven le mostró el cadáver de su pareja, estrangulada.
Sostres, opina que "hay muchas formas de violencia, y es atroz la violencia que el chico recibió al saber que iban a dejarle y que el niño que creía esperar no era suyo. No te causa la muerte física pero te mata por dentro y aquel día algo de ti muere para siempre". 
Como días antes, en que Pedro J. Ramírez usó Twitter para disculparse por la cobertura del diario sobre la comparecencia en los juzgados de Ana Rosa Quintana,  el director la retirada del artículo en la versión online de El Mundo, y por qué apareció en la impresa. volvió a utilizar el microblogging para intentar justificar
"Toda decisión editorial es discutible . Creo que no debíamos haber publicado ese texto. Sólo puedo disculparme y mejorar los controles", escribió sobre lo primero.
"Un periódico no es una máquina perfecta y menos cuando se alienta el pluralismo y la disidencia. Otros son monolíticos, nosotros no", precisó sobre lo segundo.
Sostres ya ha incendiado la Red con algunas de sus actuaciones.
Entre las más recientes, cuando fue cazado en un corte de publicidad del programa Alto y Claro, de Telemadrid, profiriendo una sucesión de opiniones machistas y vejatorias.
Inspirado por una firma de ropa interior, Sostres evocaba a las "jovencitas" de 17 y 18 años, "en su punto mágico de tensión sexual". "Esa tensión de la carne, esas vaginas que aún no huelen a ácido úrico, que están limpias", se refocilaba.
"Esta carne que rebota, joven. Y ese entusiasmo, que te quieren enseñar que están liberadas, que ya son mayores", continuaba entre las risas de los contertulios, el pasado mes de noviembre.
El presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, Fernando González Urbaneja, tan vigilante con los contenidos de otros medios, todavía no se ha pronunciado sobre el artículo de Salvador Sostres.