Murdoch no sabía nada del 'NOTW' porque News Corp es enorme

.

El magnate Rupert Murdoch y su hijo James han comenzado su comparecencia en Portcullis House ante la comisión de Cultura, Medios y Deportes de la Cámara de los Comunes británica que investiga el escándalo de las escuchas telefónicas realizadas por uno de los diarios de su emporio, el ya desaparecido News of the World, y lo han hecho pidiendo disculpas. . La sesión se suspendió tras la aparición de un espontáneo que intentó agredir a Rupert Murdoch con un plato con espuma de afeitar, y que fue placado por la esposa de éste, Wendi
En sus primeras palabras, James Murdoch, ha aprovechado para expresar su "pesar" y el de News Corp por lo sucedido y en particular con "las víctimas de las escuchas ilegales de buzones de voz y sus familias".
Este tipo de actuaciones, ha añadido, "no se corresponden con los estándares a los que nuestra compañía aspira" y "estamos determinados a aclarar las cosas, para asegurarnos de que esto no ocurre de nuevo".
Por su parte, el magnate de origen australiano, de 80 años, ha comenzado asegurando que "es el día en que me siento más humillado de toda mi vida" y que  para obtener información y ha reconocido que cuando lo supo News International, su filial británica, no lo investigó. no estaba al tanto de que desde News of the World se habían hecho pagos a la Policía
"No lo sabía", ha aseverado, para a renglón seguido justificar su desconocimiento con el tamaño de su empresa. "Si puedo decir algo, y esto no es una excusa, el News of the World representa menos del 1% de mi compañía y tenemos 53.000 empleados en todo el mundo que son orgullosos y éticos".
Así las cosas, ha rechazado tener "la responsabilidad última" de todo lo sucedido, responsabilizando de ello "a las personas en las que confié para dirigir (el diario) y en las personas en las que ellos confiaron".
En este sentido, ha afirmado que fue "engañado" por los responsables del diario.
Asimismo, ha reconocido que le ha conmocionado el caso de la adolescente desaparecida de cuyo buzón de móvil borraron los periodistas de su diario algunos mensajes generando en sus padres falsas esperanzas de que estuviera con vida, y ha admitido que todo el escándalo está minando la "confianza" de los lectores de su grupo
El magnate ha dicho que tampoco sabía de los pagos a la Policía a cambio de información reconocidos en 2003 por Rebekah Brooks, hasta el viernes pasado consejera delegada de la filial británica de News Corp, y ha precisado que la empresa no investigó estos hechos.
La comparecencia se reanudó minutos después de haber sido suspendida tras agredir un desconocido al propietario de News Corp, y terminó unos minutos después con una declaración final de petición de perdón del empresario.
Según informa la BBC, la Policía ha procedido a detener el agresor, quien lanzó a Murdoch a la cara un plato con espuma de afeitar.
En las imágenes de la sesión retransmitidas en directo no se puede apreciar lo sucedido, si bien sí se ve que la mujer de Murdoch, sentada en todo momento detrás de él, se levanta rápidamente, al igual que otras personas, y golpea al agresor.
De acuerdo con uno de los miembros de la comisión citados por la BBC, Murdoch resultó alcanzado en la cara y, tras retomarse la sesión, el magnate ha aparecido sin su chaqueta, que se habría manchado en el suceso.
Por su parte, el ex jefe de la Policía Metropolitana británica sir Paul Stephenson ha negado que, con la presentación de su dimisión el pasado domingo, estuviera intentando perjudicar al primer ministro, David Cameron, por su gestión en la trama de escuchas telefónicas.