'News of the World' se despide de sus lectores con un 'Gracias y adiós'

.

El tabloide británico , que el pasado domingolanzó suúltima edición, se despidió de manera sencilla con un . News of the World  Gracias y adiós en su portada
El magnate de los medios de comunicación y propietario del dominical, Rupert Murdoch, ha decidido el cierre de la publicación para evitar que el escándalo destapado por las escuchas telefónicas a víctimas del terrorismo dificulte todavía más su toma de control de la plataforma de televisión de pago BSkyB.
La despedida apareció superpuesta sobre un montaje de las más famosas portadas del diario a lo largo de sus 168 años de historia y recalcó el sentimiento de orgullo de los trabajadores del dominical, que ahora deberán buscar trabajo tras la clausura del mismo.
"Estoy muy, muy triste.Es un día terrible para todos nosotros. No ha sido fácil hacer este último número", ha afirmado el editor asociado del periódico, Harry Scott.
News of the World, el dominical más vendido en Reino Unido (2,6 millones de ejemplares cada semana), ha mantenido durante su existencia una línea amarillista con grandes titulares acerca de escándalos, famosos y temas sociales sensibles. Murdoch afirmó el sábado que la decisión de cerrar la publicación se ha tomado "de manera colectiva".
El News of the World fue el primer diario que compró el magnate australiano en Reino Unido, en 1969. Desde entonces ha construido todo un imperio mediático y ha llegado incluso a adquirir cabeceras históricas como The Times o The Wall Street Journal.
El magnate intentará salvar la oferta de News Corporation para comprar el 61% del canal de televisión BSkyB, que actualmente no posee.
Los analistas afirman que el acuerdo podría estar en peligro si Reino Unido impone leyes más duras en respuesta a las nuevas preocupaciones surgidas en el país por el dominio de News Corporation sobre los medios británicos.
Por otra parte, en las últimas horas la Iglesia Anglicana ha amenazado con retirar los seis millones de dólares (unos 4,2 millones de euros) invertidos en el conglomerado empresarial de Murdoch, News Corp, a raíz del escándalo de las escuchas telefónicas. Un portavoz eclesial ha indicado que "si no puedes influir en lo que hacen o no hace, siempre cabe la posibilidad de retirar la inversión". "Es bastante raro, pero ocurre", dijo.