Oliart admite que no tiene un proyecto para RTVE "todavía"

Alberto Oliart, entrevistado en RNE por Juan Ramón Lucas.mediaset.es

.

Alberto Oliart no tiene un proyecto para RTVE "todavía". Sólo el objetivo: que la radiotelevisión estatal sea un "referente de calidad", "mientras se pueda". Así lo ha reconocido en Radio Nacional, en la primera entrevista que concede como presidente in pectore de la Corporación. Cuando acceda al cargo, lo primero que hará será reunirse con "el cancerbero de las finanzas" para "repasar las obigaciones" y saber "cuánto dinero hay". A continuación, mejorar flancos como el Canal Internacional y Cultura·es y colocar a RTVE "a la cabeza de los avances tecnológicos".
Desde que se anunció su elección, ha admitido su inexperiencia en el sector. Pero eso no le ha impedido sentenciar que "no hay ninguna televisión pública europea mejor que la nuestra", para posteriormente admitir que "siempre" admiró a la BBC, la cadena pública de referencia. 
Asegura que no luchará con las cadenas privadas. "Serán ellos los que compitan", dijo.
No ha evitado los guiños a su nueva compañía, y, en especial, a su entrevistador, Juan Ramón Lucas, al que se ha dirigido llamándole "hijo" en repetidas ocasiones, y al que ha contado que "lo que pongo en el cuarto de baño" a las siete de la mañana "es a tí".
No tiene miedo a decepcionar, "ni al fracaso", ha señalado. El proyecto a desarrollar se definirá de "lo que surja de la conversación" con sus compañeros de dirección.
Tampoco plantea objeciones a las críticas que ha despertado su edad, 81 años, como hándicap para acceder al cargo. Asimismo ha reiterado que en RTVE -afectada por un ERE que acaba de prejubilar a los mayores de 52 años- "mientras esté aquí, nadie saldrá a la calle".
Oliart ha presumido de su "muchísima experiencia" en la gestión pública y privada: Renfe, Astilleros, ministerio de Defensa... Y ha llamado a la colaboración de todos los trabajadores de RTVE para superar "juntos los desafíos" a los que se enfrenta la Corporación.
Insiste en que el Canal Internacional es una de las debilidades de la actual estructura. Lo reconoció en el examen al que se sometió la semana pasada en el Congreso, después de que el presidente de la Cámara Baja, José Bono, asegurara que siente "vergüenza" cuando lo ve. Una afirmación que provocó la respuesta de los trabajadores. Pero que Oliart comparte e, incluso, dice, su predecesor en el cargo, Luis Fernández. 
El nuevo presidente de RTVE no ha querido despedirse sin volver a mandar un mensaje al equipo que dirigirá a partir de ahora: "Quiero contar con todos".