Oliart, dispuesto a endeudar RTVE por la Alta Definición

.

Y ha recalcado que para el año que viene prevé replantearse cómo se podrán ofrecer los distintos servicios "gastándonos menos para mejorar las cosas" y "exprimir para hacer más cosas".
Se trata de "un cambio de la escena tradicional (en la que se ve al Rey sentado junto a la bandera española, con la clásica decoración palaciega de fondo) por otra más nueva, distinta".
En su último examen del año ante la comisión mixta de control, Oliart afirmó que TVE puede conservar una calidad de emisiones "suficiente" con el dinero que tiene, salvo una aportación extra para la HD. Aunque teme que con las fusiones de las cadenas privadas -la anunciada el pasado viernes entre Telecinco y Cuatro y la que negocian Antena 3 y La Sexta-"posiblemente no tengamos el número uno" de audiencia "tan seguro", no le quita el sueño. "No me importa, porque yo lo que quiero es una televisión pública que sea de referencia. Ojalá pudiéramos ser la BBC, pero ésta tiene 4.200 millones de euros de presupuesto, y la francesa 3.750 millones", indicó.
Por otro lado, ha anunciado que el actual organigrama directivo de RTVE no está confirmado y ha anunciado que ha encargado un estudio para la racionalización y organización del mismo, que se llevará a cabo "por una persona con capacidad para ello y no por una empresa".
Otro de los puntos destacados de la comparecencia de Oliart se ha producido cuando ha ofrecido su , y por una cadena de errores sobre la Corona de Aragón producidos en un informativo de las 21.00 de La 1 de TVE. "rectificación personal", por la imagen que se dio del barrio de Bellvitge, de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) en el programa Dime dónde vives, de Comando actualidad
Sobre el proyecto de la nueva sede de RTVE, prioritario para su predecesor en el cargo, Luis Fernández, comentó que sigue en marcha el estudio "para cuando los terrenos se puedan vender", una vez amaine la crisis económica.
En otro orden de cosas, Oliart contó tras su comparecencia que la Casa Real ha pedido a TVE, como encargada de la señal institucional del mensaje navideño de Don Juan Carlos, la sustitución del escenario tradicional del Palacio de La Zarzuela en el que se graba esta alocución por otro diferente.