Oliart culpa a las 'telecos' de un posible déficit de 66 millones

.

El presidente de RTVE, Alberto Oliart, ha anunciado en el Congreso que RTVE podría cerrar el presente año con un déficit de 66 millones de euros por un "posible ingreso inferior" al previsto por la tasa del 0,9% de las operadoras de telecomunicaciones para la financiación de la corporación pública tras la supresión de la publicidad.
Durante su comparecencia ante la Comisión Mixta de control parlamentario de la Corporación de RTVE y sus sociedades, Oliart ha respondido así a una pregunta formulada por el portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, sobre las gestiones que tiene que emprender el Gobierno para compensar la reducción de ingresos que ha previsto la Comisión de Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), a través de las tasas que recauda según lo previsto en la Ley de Financiación de RTVE (3% a las cadenas privadas, 0,9% a las telecos).
El importe estimado de ingresos de las tasas hasta octubre era de 182,4 millones de euros, pero la recaudación efectiva comunicada a RTVE por la CMT es de 148,6 millones, lo que arroja una diferencia negativa de 33,8 millones de euros, ha explicado el presidente de la Corporación.
También en octubre, los operadores tenían que efectuar el tercer pago a cuenta de 2010, cuyo importe estimado era de 78,7 millones de euros, pero la recaudación efectiva notificada por la CMT también ha sido menor: 64,1 millones de euros, lo que se traduce en 14,6 millones de euros menos de lo esperado, ha subrayado Oliart.
El total ingresado real es un "81% de lo previsto", explicó el presidente de RTVE, que para este año maneja un presupuesto de 1.200 millones de euros.
Oliart dijo que esta situación se la ha "trasladado por escrito" al Ejecutivo en varias ocasiones. "No paro de mandarlos. Lo que hago es llorar continuamente porque el que no llora no mama, para que el Gobierno pueda prever el mecanismo para compensar a RTVE, para evitar cerrar un presupuesto con déficit cuando el presupuesto de gastos no ha sido superior a lo presupuestado", afirmó en el Congreso.
En este sentido, Llamazares ha resaltado que se cumplen sus "vaticinios" con respecto a RTVE para 2010. "Ahora ya sabemos que está sujeta a recortes por parte incluso de sus propios competidores. Estamos en una difícil situación. Instamos al presidente a que redoble sus esfuerzos", ha señalado.
La anécdota de la Comisión de Control a RTVE se ha producido al final de la misma, cuando la diputada popular Susana Camarero ha preguntado a Oliart acerca de la adecuación del organigrama directivo actual de la Corporación.
Para ilustrar su pregunta y respuesta, tres de sus compañeros del PP en la Comisión han desplegado un organigrama directivo de RTVE de siete metros de largo por 50 centímetros de alto.
Camarero ha calificado la citada estructura de RTVE de "enjambre" y de "estructura mastodóntica" y ha acusado a Oliart de haber convertido RTVE en su "cortijo".
Oliart ha respondido que la diputada no conocía bien en qué consistía el organigrama directivo de la compañía y ha subrayado que a lo largo de este año se ha reducido el número de directivos en un 10%.
Según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil de Madrid, sólo en TVE había 117 directivos en 2009, 18 más que en 2008, para una plantilla de 4.047 trabajadores (187 más que un año antes).