Oliart: "Me va a faltar dinero"

.

"Me va a faltar dinero". En su examen ante la Comisión Consultiva de Nombramientos del Congreso, el futuro presidente de RTVE, Alberto Oliart, ha anunciado que va a pedir un cambio legislativo que aumente la partida presupuestaria de la Corporación, 1.200 millones para el año que viene. Por otro lado, ha garantizado la continuidad del equipo directivo del dimitido Luis Fernández. "Nadie pasará al paro si depende de mí, mientras pueda tenerlos protegidos por un sueldo".
La edad de Oliart, 81 años, ha sido el argumento que ha planeado a lo largo de la comparecencia, después de que éste iniciara su discurso reconociendo que era "inútil" aparentar que sabe "de lo que no sé".
"No oculto que me va a faltar dinero, y las vicepresidentas del Gobierno (De la Vega y Elena Salgado) son las que me tienen que abrir el cauce de ese dinero", ha apuntado. "Es necesario más dinero para estar en la alta definición y no estoy dispuesto a que me falte". "Espero que el Parlamento me ayude a conseguirlo", añadió, en su defensa de un cambio de la ley de financiación aprobada el pasado verano, y que elimina la publicidad de RTVE, y que garantiza un presupuesto de 1.200 para el próximo bienio.
Asume que ya no puede "trabajar 16 horas". Que no entiende de cosas como lo de ver la televisión por internet o los móviles -"mis nietos me enseñarán a manejarlo correctamente"-. Y que se regirá por el principio de austeridad, ahorrando "a la peseta, no el euro".
El ex ministro de UCD ha anunciado que su primer objetivo es mejorar el Canal Internacional, un asunto sobre el que se ha interesado el presidente del Congreso, José Bono, que ha conducido la comparecencia, y quien ha llegado a afirmar que siente "vergüenza" cuando lo ve. Y, para una segunda fase, abordará Cultural·es.
A pregunta de Coalición Canaria, Oliart ha dicho que no hubiera dudado en nombrar a alguien de 81 años, "pero a mí no". Asimismo, ha vuelto a contar que fue el primer sorprendido cuando recibió la propuesta, pero que el "consenso" entre los dos grupos mayoritarios (PSOE y PP) le impidió decir que no.
Se ha declarado "firme defensor de la radiotelevisión pública, así como de la sanidad y la educación pública". "También lo soy de la existencia de empresas privadas".
Asegura que seguirá apostando por las series de producción propia y el cine español. Y que si los operadores privados le "quitan con malos modos" algún proyecto, "si es preciso lo denunciaré ante la Comisión Nacional de la Competencia".
Tras el examen, Oliart fue declarado idóneo para el puesto con los votos a favor de PSOE, PP, CiU y Coalición Canaria y la abstención de IU y PNV. El próximo martes se someterá a la votación del Pleno de la Cámara como consejero y presidente de la Corporación.