El PP presenta en el Senado 50 enmiendas a Ley Audiovisual

.

El Grupo Popular en el Senado presentó hoy 50 enmiendas a la Ley General Audiovisual
El proyecto de Ley establece que la publicidad dirigida a menores no debe incitar directamente a la compra de productos o servicios aprovechando su inexperiencia o credulidad, así como que no deben animarles a que persuadan a sus padres o terceros para que compren bienes o servicios publicitados y no deben incitar conductas que favorezcan la desigualdad entre hombres y mujeres, entre otras limitaciones.
Los populares recogen en el Senado las enmiendas que no consiguieron incorporar al texto durante su tramitación en el Congreso de los Diputados, en donde el proyecto fue aprobado el pasado 8 de enero por la Comisión Constitucional, e introduce alrededor de nueve nuevas.
En una de ellas, el grupo aboga por legislar para que las cadenas de televisión tengan la obligación de utilizar una codificación digital para la clasificación por edades de forma que, aprovechando las nuevas tecnologías, los padres puedan ejercer el control parental en cualquier momento a través de un sistema de filtrado de la programación que, a su juicio, "ya es posible con la tecnología digital".
Asimismo, el Partido Popular apuesta por introducir una disposición adicional para excluir de las limitaciones que pone la ley a la publicidad dirigida a menores a "los medicamentos de uso humano, los productos sanitarios, los productos alimenticios y los productos cosméticos". Con ello, el grupo pretende evitar "restricciones excesivas" a estas industrias, ya que estos productos tienen "una regulación específica en materia de publicidad", según explicó el senador del PP por Valencia, Pedro Agramunt, que defenderá las enmiendas del grupo en la Cámara Alta.
Asimismo, el Grupo Popular insiste en algunas de las posiciones que ya defendió en el Congreso de los Diputados, como que no se cree el Consejo Estatal de Medios Audiovisuales (CEMA), previsto en el proyecto que elaboró el Gobierno, ya que, a su juicio, las funciones de regulación y supervisión que la futura ley otorga a este órganos pueden ser asumidas por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT).
En este sentido, Agramunt indicó que el PP no está "en absoluto de acuerdo" con crear esta nueva institución y criticó "la locura de creación de organismos" del Ejecutivo, ya que, en su opinión, encargando a un comité de la CMT las tareas de supervisión previstas para el CEMA "se ahorraría dinero" en un momento de crisis económica como el actual. Para Agramunt, el grueso de las enmiendas presentadas por el PP van en la línea de "defender a las empresas e industrias españolas".