El PP promueve que se privaticen las autonómicas que quieran

De izquierda a derecha, sede de Telemadrid, de TVG y  de Canal 9.mediaset.es

.

El Partido Popular ha presentado una proposición de ley que modifica la Ley General de Comunicación Audiovisual, en vigor desde el pasado mes de marzo, y que otorga a las comunidades autónomas libertad para elegir el modelo de gestión de sus canales públicos de televisión, que, traducido, abre la puerta a la privatización. El PP justifica esta iniciativa por la crisis y sus consiguientes recortes del gasto público. En 2009, las cadenas asociadas en la Forta perdieron 772,3 millones de euros, después de recibir 813,7 millones en subvenciones, un 11% más que en 2008.
A juicio de la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, hay que cambiar la legislación para permitir fórmulas que permitan una "mejor y más eficiente" gestión de las televisiones públicas para la reducción de sus costes.
"Hay que ser respetuosos con el Estado de las Autonomías. Pero algunas de ellas nos habían puesto de manifiesto el problema que se genera ante la dificultad legal para poder acceder a otras fórmulas de gestión, habida cuenta de la regulación que hay en las leyes del sector audiovisual de hace unos años", ha reiterado Sáenz de Santamaría.
Según ha puntualizado, esta propuesta es "congruente" con una de las enmiendas del PP a los Presupuestos Generales en la que reclamaban al Gobierno que redujera en 200 millones el presupuesto de TVE "para lograr sacar de otro lado el dinero que cuesta la congelación de las pensiones".
El PP no comprendió en su momento el "incremento desorbitado" que experimentó el presupuesto de RTVE (1.200 millones para 2010)  cuando se cambió su ley de financiación.
El PP ya se ha pronunciado a favor de la privatización en comunidades como Madrid -donde gobierna- y Castilla-La Mancha (donde está en la oposición).
El portavoz socialista en la Comisión de Control de RTVE, Óscar López, ha rechazado la propuesta del PP: "Empiezan planteando la privatización de un servicio público como es la televisión y detrás irán otros como la sanidad o la educación; ese es el modelo del PP".
A su entender, "el futuro de las televisiones públicas autonómicas no está en la privatización, sino en las reformas y en la buena gestión, como ha ocurrido con TVE".
Según el último Informe económico sobre la televisión pública en España, realizado por la consultora Deloitte para la patronal de las cadenas comerciales, Uteca, las autonómicas supusieron 110 euros de coste neto por hogar en 2009, frente a los 104 de 2008.
Las subvenciones se han más que doblado, desde los 338 millones de 2006 a los 813,7 que recibió el conjunto de la Forta en 2009 .