PSOE y PP rechazan las enmiendas de los minoritarios a la financiación de RTVE

.

Los grupos parlamentarios del y suprime la publicidad en la televisión pública. PSOE y CiU adelantaron hoy que rechazarán las enmiendas a la totalidad presentadas por el PNV, ERC-IU-ICV, BNG y UPyD al proyecto de ley del Gobierno que modifica el actual modelo de financiación de RTVE

Una vez rechazadas las enmiendas a la totalidad en el Pleno del miércoles, el texto -que se tramita por vía de urgencia- será debatido en la Comisión Constitucional del Congreso, que cuenta con competencia legislativa plena, por lo que será enviado al Senado para continuar su tramitación.

El secretario del Grupo Popular, José Luis Ayllón, explicó a Europa Press que esta formación tampoco apoyará las enmiendas a la totalidad pero que aún no han decidido si votarán en contra o se abstendrán en la votación porque comparten "la filosofía del texto" pero no su totalidad.

CiU, el tercero de los grupos que no pidió la devolución del proyecto de ley al Gobierno, ha presentado -al igual que los demás grupos- varias enmiendas parciales, pero es más que probable que rechace las enmiendas a la totalidad.

Por su parte, el PNV presentó una enmienda a la totalidad para mostrar su "total disconformidad" con el texto, ya que a su juicio el Ejecutivo socialista quiere modificar el modelo de financiación de RTVE por razones "arbitrarias" y sin haber contado con la opinión de la propia Corporación.

El grupo formado por ERC, IU e ICV también reclamó al Gobierno que hiciera un nuevo proyecto de ley porque el actual conduce a RTVE "a un servicio público débil y con una forzada tendencia hacia la reducción de su incidencia social".

Asimismo, el BNG rechazó el texto porque "ha sido presentada sin consenso con los principales sectores afectados y por los peligros de contagio que pueda tener sobre las televisiones autónomas", mientras que UPyD cree que el Gobierno quiere suprimir la publicidad en RTVE para "cargarse la radio y televisión pública" de España y beneficiar así a las televisiones privadas afines al Ejecutivo socialista.

El proyecto de ley de Financiación de la Corporación de Radio y Televisión Española pretende financiarse, además de a través de los Presupuestos Generales del Estado, con tasas impuestas a las televisiones comerciales y a los operadores de telecomunicaciones, además de un gravamen por la utilización del espectro radioeléctrico.