El Parlamento de Venezuela cierra las puertas a las televisiones privadas

La directiva de la oficialista Asamblea Nacional (AN) venezolana ha prohibido, por tiempo no definido, la entrada de cámaras de emisoras privadas de televisión al hemiciclo legislativo, para garantizar la difusión de una "información equilibrada" sobre el Parlamento.
La medida responde a la difusión "tergiversada de una información " parlamentaria por parte de un canal privado de televisión semanas atrás, asegura, el vicepresidente de la AN, el diputado prooficialista José Albornoz.
El pasado 15 de enero, la cadena privada de noticias Globovisión difundió imágenes de un parlamentario cuando, en plena sesión legislativa, observaba en su ordenador portátil una foto pornográfica.
Portavoces de la AN, de 167 miembros, casi todos oficialistas, dijeron que el diputado abrió un mensaje electrónico identificado como una campaña contra el cáncer de mama y lo que apareció fue la foto pornográfica.
Los periodistas de los canales de televisión privados pudieron , el martes, entrar al hemiciclo parlamentario y transmitir, pero sólo a través del teléfono, sin imágenes.
Albornoz señaló a los periodistas que , la ANTV, para transmitir imágenes en vivo. las emisoras privadas de televisión tienen la opción de "pegarse" a la señal del canal de la Asamblea
Los diputados buscan "precisar algunos detalles" que permitan implementar "reglas claras entre la AN y los periodistas", e incluso se estudia la posibilidad de una reunión entre los diputados y el Colegio Nacional de Periodistas, agregó Albornoz. "No queremos coartar la libertad de información, ni hacer de esto un problema: lo importante es buscar una salida a la situación", agregó Albornoz.
El Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, acusa a casi todos los medios privados nacionales de actuar como "factores de oposición", y de difundir supuestas "mentiras" en detrimento de su administración.
Los directivos de medios privados, por su parte, acusan al Gobierno de Chávez de amenazar las libertades de expresión e información , y también de intentar que los informadores se autocensuren mediante la ley que rige el sector.