Prisa acude al rescate de 'Le Monde'

.

France Telecom, Prisa y el propietario de Nouvel Observateur, Claude Perdriel, han realizado , según informaron fuentes cercanas a la negociación. una oferta de "más de cien millones de euros" para entrar a formar parte de la cabecera francesa Le Monde
Le Monde , administrado hasta ahora por una sociedad formada por sus propios periodistas, había abierto un plazo para recibir ofertas -que ha terminado este lunes a las 12.00- para ampliar su capital y poder hacer frente a sus deudas.
La oferta presentada por France Telecom, Prisa y Perdriel , que también han confirmado su oferta. tendrá que competir con otra del propietario de Les Inrockuptibles, Matthieu Pigasse, el empresario Pierre Bergé y el presidente del operador de telecomunicaciones Free, Xavier Niel
Prisa (propietario del 15% de Le Monde desde octubre de 2005) se ha sumado a la oferta de Pedriel y de France Telecom , participada por el Gobierno francés, tras fallar su plan inicial de hacer su propia oferta por falta de tiempo.
En un hecho relevante, Prisa precisa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que "esta oferta está sujeta a diversas condiciones, y en caso de ser aceptada, las partes aprobarán un pacto de accionistas para la gestión del Grupo Le Monde".
En una nota, detalla que su interés por la cabecera francesa "es bien conocido desde la propia fundación de para la creación de un diario en defensa de la libertad y la democracia". El País, que tomó Le Monde como modelo y referencia
Prisa apunta que "desde que empezaron sus dificultades financieras ha tratado de participar activamente en la búsqueda de soluciones que, como siempre ha defendido, pasan por un cambio en la gestión", señala la compañía.
En el comunicado de prensa recoge declaraciones del cofundador de Liberty, Nicolas Berggruen, que "avala la operación mientras se completa el proceso de recapitalización" de Prisa.
"Como parisino de nacimiento", afirmó, "he crecido leyendo Le Monde, el diario que llegaba a casa de mis padres cada día, y además de un gran periódico, a pesar de las dificultades financieras que debe afrontar, es también un signo de identidad para todos aquellos que aman el progreso, la democracia y la libertad".
Ahora, Le Monde tiene hasta el 28 de junio para decidirse por una de las propuestas recibidas.