Prisa renueva el consejo de administración

.

El Consejo de Administración de PRISA presentará a la Junta General Extraordinaria del sábado una nueva composición del mismo, que estará constituida por 15 miembros, siete de ellos nuevos -"mayoría de independientes"-, entre ellos el presidente de Liberty, Martin Franklin, y el cofundador de éste, Nicolas Berggruen, así como el ex presidente mexicano Ernesto Zedillo.
Los accionistas de Liberty Acquisition Holdings aprobaron ayer la entrada en el capital de Prisa, a través de un canje de acciones que permitirá al fondo de inversión estadounidense controlar el 50,6% de la editora del diario El País.
El nuevo Consejo de Administración de PRISA estará integrado por: Ignacio Polanco, Juan Luís Cebrián , Juan Arena, Nicolas Berggruen, Matías Cortés, Martin E. Franklin, Diego Hidalgo, Gregorio Marañón, Alain Minc, Agnès Noguera, Borja Pérez Arauna, Manuel Polanco, Emmanuel Román, Harry Sloan y Ernesto Zedillo.
Un comunicado indica que la incorporación de siete nuevos consejeros configura el nuevo modelo de gobierno corporativo que la compañía necesita "para continuar su camino hacia la globalidad y comenzar su nueva etapa de crecimiento".
Ignacio Polanco, presidente de PRISA, ha señalado que las diferencias en nacionalidad, formación y antigüedad en el Consejo permiten al nuevo órgano de gobierno valorar las condiciones más adecuadas para dirigir a PRISA hacia la internacionalización, pluralidad y globalidad que los mercados requieren.
Por su parte, el presidente de la Comisión Ejecutiva del Consejo de Administración y consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián, ha señalado que estas incorporaciones responden a un proyecto de expansión sólido, independiente y responsable.
"Comienza una etapa de profunda transformación en PRISA. La calidad profesional y humana de los nuevos miembros del Consejo, reconocidos líderes de la empresa, la cultura, las finanzas y la política, garantiza una gobernanza eficaz de nuestra compañía y una absoluta transparencia en sus actividades".
Prisa fijará un máximo de dos millones de euros de retribución fija para los miembros del consejo de administración de cara al ejercicio del año 2011.
En este sentido, las cuantías exactas de las retribuciones de los distintos miembros de este órgano serán fijadas por el propio consejo de administración.
Además, modificará el reglamento del consejo para "avanzar en el Gobierno corporativo" con medidas como la concreción de una "solución" a la existencia de conflictos de interés entre los miembros de este órgano.