Sarkozy inyecta 600 millones para salvar los periódicos

Nicolas Sarkozy, presidente de Francia.mediaset.es
La prensa escrita en Francia estaba en crisis antes de que se deteriorase la coyuntura económica internacional, ha dicho el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que ha anunciado una batería de medidas para reformar y modernizar el sector que le costarán al Estado unos 600 millones de euros en tres años.
Inspirándose en el Libro Verde que encargó el pasado octubre a un grupo de expertos, el Estado ayudará a los medios escritos a adaptarse a la "era digital" y a superar los "antiguos handicaps".
Este sector, recordó el presidente, emplea a unas 100.000 personas en Francia. Ante la degradación económica, las medidas estructurales de Sarkozy van acompañadas de dos de urgencia consistentes en duplicar el gasto estatal en comunicación institucional hasta los 20 millones de euros y recortar los gastos postales para revistas y periódicos, lo que supondrá un ahorro de 12 millones de euros para el sector.
Además, el Estado francés se enfrentará al anquilosamiento de la prensa escrita a través la creación de un "estatuto del editor de la prensa digital" y de ayudas para desarrollar los diarios en Internet.
Sarkozy ha asegurado que los medios franceses tienen que actualizarse ante los nuevos desafíos tecnológicos para garantizar una prensa fuerte, libre y democrática.
Abogó por la "contratación de periodistas profesionales" en los digitales para respetar el "carácter periodístico del tratamiento de la información" y afirmó que Francia está en conversaciones con sus socios europeos para que Bruselas reduzca el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).
También se refirió a la adaptación de los derechos de autor de los periodistas a la era digital y dijo que "el artículo se debe pagar tantas veces como sea publicado".