La Sexta culpa al Gobierno de sus problemas con GolTV

.

El Gobierno tiene la culpa de todo. Según Prisa, por favorecer a sus amigos de La Sexta al aprobar de urgencia la TDT de pago. Según la cadena de Imagina, porque no lo ha hecho antes por "presiones a todos los niveles, algunos inimaginables", en referencia a Prisa. 
En la presentación de la programación de La Sexta para la temporada 2009-2010, su consejero delegado, José Miguel Contreras, ha admitido que su compañía está sufriendo un perjuicio "extraordinario" por el retraso en la venta de descodificadores, algo de lo que también culpó a los fabricantes.
Según el calendario que maneja Contreras, el decreto debía haberse aprobado en marzo (se hizo, tramitado de urgencia, en agosto), de manera que los aparatos habrían estado en el mercado para el comienzo de la temporada de fútbol y el lanzamiento de su canal Gol TV, que finalmente se ha tenido que comercializar con las plataformas de cable (Ono, entre otros) y ADSL (Imagenio).
La imposibilidad de atender la demanda de descodificadores es, según Contreras, un problema "evidente", provocado "por el injustificable y absurdo retraso con el que se ha producido en España la aprobación de la TDT de pago, debido exclusivamente a presiones de algún grupo de comunicación que veía que le podía perjudicar".
"Pero es un problema que quedará resuelto en unos meses", señaló.
Su socio Jaume Roures también se ha presentado como una "víctima" de los fabricantes de descodificadores y del retraso en la aprobación del decreto, que el Parlamento tiene que ratificar el jueves.
Tras comparecer en el Congreso de los Diputados en la Subcomisión sobre el Deporte Profesional en España, Roures se mostró "convencido de que en un mes" tendrá solución el problema del suministro de aparatos.
Contreras presenta a Gol TV como la "la locomotora de un proyecto más amplio que en las próximas temporadas acabe consolidando la creación de una plataforma de televisión de pago en esta nueva tecnología, más barata, más accesible, abierta a otros operadores".
Y aspira a que La Sexta se coloque esta temporada "por encima" del 7% de cuota de pantalla.
Por otro lado, Roures auguró "un gran problema para el fútbol" si la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) invalida la venta de derechos audiovisuales más allá de tres años.
Mediapro ha firmado estos derechos con la mayoría de los clubes por cinco temporadas, y un dictamen desfavorable de Competencia los dejaría sin efecto.