¿'Showman' o político "indigno"?

¿'Showman' o político "indigno"?mediaset.es
Presume de campechano. De que acude en taxi a Zarzuela cuando el Rey quiere verle. Contó que no era muy abundante la comida en la boda del príncipe Felipe. Que aquel día tuvo que hacer cola en el baño con Harald de Noruega... Está convencido de que "esta actitud mía ante la vida conecta con una mayoría". Así explica el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, su confesión en Buenafuente ha salido un momento (La Sexta), cuando reconoció ante Berto: "Yo mojé por primera vez a los 18 años... y pagando". En Bilbao, para ser más concretos.  El PP regional le acusa de hacer "apología de la prostitución" y le considera "indigno" del cargo.
Revilla es uno de los colaboradores de Y desde que reconoció allí, el jueves de la semana pasada, cómo había pagado en su primera experiencia sexual se ha desatado un cruce de descalificaciones entre él y su partido y los populares, en la oposición. Con sus socios de Gobierno, del PSOE, intentando quitar hierro al asunto. Buenafuente.
Primero reaccionaron las siete diputadas regionales del PP, que comparecieron para manifestar que Revilla "ha perdido el norte" y está "ridiculizando a la región" y a todos sus conciudadanos.
Sus homólogas del PRC, de Revilla, acusaron a las anteriores de "difamar" al presidente y de que se habían "tergiversado descaradamente" las declaraciones.
El protagonista de la polémica entró en liza para asegurar que "hay problemas gordísimos" que tratar  y no "lo que hizo un pobre muchacho de 18 años en Bilbao", algo que, según él, practicó "el 99% de los españoles en aquella época".
También tachó de "hipócrita" la postura del PP y descalificó su "fariseísmo".
Para la vicepresidenta regional, Dolores Gorostiaga (PSOE), la confesión de Revilla "nos tiene que hacer reflexionar " sobre lo que "se ha trabajado para que este país cambie en sus hábitos, en sus costumbres, en su educación y en su forma de afrontar todas y cada una de las etapas de la vida".
La última en pronunciarse es la secretaria de Igualdad del PSOE, Soledad Cabezón, quien sarcásticamente celebra que el PP demuestre "una nueva sensibilidad contra el machismo".