'Los Simpson', ejemplo para los católicos

.

La serie estadounidense Los Simpson, que ha llevado a la pequeña pantalla a una de las familias más famosas de la televisión, son un buen ejemplo de fe católica según la Iglesia, que ha aceptado estos dibujos animados como fuente de aprendizaje para niños y adolescentes.
"Los Simpson son de los pocos dibujos animados de gran difusión en los que la dimensión religiosa, el sentido de la vida y la pregunta sobre la existencia de Dios están siempre muy presentes ", argumenta el padre Francesco Occhetta, responsable del área de derecho y sociedad de la revista "La Civiltà Cattolica".
A partir de un capítulo de la sexta temporada titulado "Padre, hijo y el espíritu invitado", en el que Homer y Marge Simpson deciden inscribir a su hijo Bart en una escuela católica, el jesuita analiza en un artículo la serie desde un punto religioso y antropológico y afirma que los personajes difunden una imagen positiva de la Iglesia Católica.
", están muy atentos a los testimonios de la Iglesia y respetan el núcleo del evangelio", asegura Oncchetta, que basa su afirmación en la relación positiva que establece con un cura un Homer convencido de convertirse al catolicismo. Los Simpson no atacan a la religión
Pero en ese mismo episodio los dibujos de Matt Groening satirizan sin miedo aspectos de la escuela católica y representan a un resignado Bart Simpson que sufre los castigos violentos de las monjas.
Occhetta admite que el capítulo tiene un tono irónico y burlesco y afirma que esas imágenes revelan "la relación negativa que Estados Unidos tiene con las escuelas católicas", pero sostiene que los valores de respeto, unión y fidelidad están reflejados en la serie y cita una frase del propio Bart: "Para poder salvarme a mí mismo tengo que salvar a los demás".
"Es una frase muy evangélica, y bastaría con que miles de niños pudieran recibir esa enseñanza de Bart Simpson para que el pueda cambiar el mundo", sentencia.