'Los Simpson' y 'Los lunnis', ejemplo para la infancia

.

El Gobierno británico recurrirá a Los Simpson para atajar el problema de la obesidad en el Reino Unido. El Ministerio de Sanidad patrocinará episodios de esta famosa familia de dibujos animados como parte de una campaña titulada Change4Life, que Channel 4 mantendrá en antena hasta las navidades.
Los espectadores pueden ver, al principio de cada episodio, imágenes de esta familia atiborrándose en el sofá de casa de comida basura, que después es sustituida por alimentos más nutritivos, como frutas y verduras.
La viceministra de Sanidad Pública, Gillian Merron, asegura que el Gobierno es serio a la hora de atajar la obesidad. "Apoyamos a la gente a mejorar su salud, y siempre miramos maneras innovadoras para hacerlo", agregó.dijo Merron, quien confía en la popularidad de estos dibujos animados para convencer a la gente sobre los beneficios de una vida más sana. "Los Simpson son muy queridos, una familia unida que afronta los desafíos diarios de una familia moderna",
En España, con la emisión de un sketch en el que los personajes del programa producido por TVE enseñan a los más pequeños consejos de higiene básicos para evitar el contagio este invierno. Los Lunnis se han sumado a la lucha contra la gripe A/H1N1
En el vídeo, disponible en la página www.rtve.es/lunnis, Lucho (el travieso), Lublú (el cuentacuentos), Lula (la piloto solidaria) y Lulila (la pequeña del grupo), dan consejos a los niños sobre qué hacer si presentan síntomas y cómo evitar el contagio con el resto de sus compañeros si tienen tos o estornudan.
Siguiendo los consejos ya emitidos por el Ministerio de Sanidad y Política Social, los habitantes de Luna Lunera recomiendan a los niños que se tapen la boca con un pañuelo de papel si estornudan y luego lo tiren a la basura, recordando además que después es necesario lavarse las manos.
Las gotitas de saliva expulsadas al toser o estornudar por un caso de gripe A pueden entrar en contacto con la boca o nariz de las personas que se encuentran cerca o depositarse en las superficies (mesas, pomos de la puertas, objetos, juguetes, etc.) permaneciendo allí hasta un máximo de dos días, según informa Sanidad en las guías de actuación frente a la nueva gripe.
Por este motivo, el departamento dirigido por Trinidad Jiménez también recomienda que, además de utilizar pañuelos desechables y lavarse las manos, los niños no compartan instrumentos de viento, lápices, rotuladores y todo aquel material que puedan llevarse a la boca y compartirlo con otros y que se eliminen tapetes, alfombras y peluches de los colegios para evitar que el virus permanezca en el ambiente.