La TDT de pago matará al satélite

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) pronostica un futuro muy negro para la televisión por satélite en España si tiene que enfrentarse a la competencia de la TDT de pago, en el momento en que Prisa aspira a vender su plataforma, Digital +.
En un informe sobre la viabilidad de las redes de fibra óptica, la CMT señala que "en caso de que apareciera en el mercado de televisión de pago una oferta de televisión digital terrestre (TDT) de pago", como han solicitado ya La Sexta y Antena 3, "ésta canibalizaría al satélite".
La televisión de pago tiene actualmente en España unos cuatro millones de abonados y la mitad de ellos están en manos de la televisión por satélite (Digital +), el cable tiene casi un millón y medio y la televisión de movilidad unos 300.000.
Para la CMT, la televisión por satélite "se encuentra en saturación". Además, la TDT de pago "presenta mejores posibilidades" de interactividad.
"Los datos históricos indican periodos de crecimiento y de decrecimiento muy moderados, lo que hace pensar que el producto se encuentra en la etapa de madurez o de saturación" , explica.
El órgano regulador calcula que el mercado de la televisión de pago podría tener en 2023 unos 8,3 millones de abonados, lo que representaría una tasa de penetración sobre hogares del 46%, condicionada por la "fuerte competencia" de la televisión en abierto.
De esos ocho millones, atribuye al cable tres millones y a la televisión de movilidad otros tres.