La TDT, primer tropezón de Obama

Ilustración Telemanía.mediaset.es
La Cámara de Representantes de EEUU , hasta junio próximo, la transición de la televisión analógica a la digital. ha rechazado un proyecto de ley que hubiese postergado por cuatro meses
La derrota de la medida, en una votación de 258 a 168, ha supuesto un revés para la Casa Blanca y los demócratas en el Congreso, que temen que la mayoría de los estadounidenses no están preparados para el apagón analógico que entrará en vigor el próximo 17 de febrero.
La prórroga de cuatro meses -en concreto, hasta el próximo 12 de junio- fue aprobada por el Senado el pasado 26 de enero, pero los republicanos lograron su derrota en la Cámara Baja, lo que garantiza que, al menos por ahora, se mantenga en pie la fecha de febrero.
El presidente del Comité de Comercio de la Cámara Baja, Henry Waxman, asegura que el aplazamiento  era " la única esperanza de mitigar el impacto negativo para millones de consumidores". 
Los republicanos, sin embargo, argumentaron que aplazar la conversión a la televisión digital sólo crearía confusión entre el público y supondría una carga adicional para los canales de televisión que desean deshacerse de las señales analógicas . El Departamento de Comercio de EEUU obtuvo un presupuesto de 1.340 millones de dólares (1.020 millones de euros) para emitir cupones y así ayudar a los consumidores en la compra de convertidores para la transmisión digital.
Según la empresa Nielsen, especializada en la medición de audiencias, existen en la actualidad más de 6,5 millones de hogares en EEUU que todavía ven la programación con televisores analógicos. Muchos hogares no cuentan aún con el equipo necesario para convertir las señales analógicas en digitales. En EEUU el precio de los descodificadores oscilan entre los 40 y los 70 dólares (entre 30 y 50 euros).