TF1, obligada a financiar el cine francés

.

El Tribunal General de la Unión Europea ha rechazado este lunes el recurso interpuesto por la televisión privada francesa TF1 contra la tasa que se le impone para financiar al cine de su país y contra la obligación de invertir en producción cinematográfica y audiovisual independiente.
La sentencia dice que TF1 no ha demostrado que estas medidas afecten de modo sustancial a su posición competitiva en relación con los demás operadores de televisión y grupos audiovisuales.
La normativa francesa contiene medidas de apoyo a la producción cinematográfica y audiovisual.
Consisten, por una parte, en mecanismos de apoyo a los productores, ejecutados por el Centre National de la Cinématographie (CNC), cuya financiación se garantiza, en particular, mediante una tasa sobre el volumen de negocios de los operadores de televisión.
Por otra parte, consisten en obligaciones impuestas a los operadores de televisión de realizar inversiones en la producción cinematográfica y audiovisual por importes fijados por aplicación de un porcentaje a sus volúmenes de negocios.
Al menos dos tercios de esas obligaciones de inversión deben destinarse a la producción independiente en el ámbito audiovisual y al menos tres cuartos en el ámbito cinematográfico.
El Ejecutivo comunitario aprobó este régimen de ayudas en marzo de 2006.
Al considerar que se trata de subvenciones públicas ilegales, TF1 recurrió ante la justicia europea la autorización concedida por Bruselas.
En su sentencia de este lunes, el Tribunal General señala en primer lugar que TF1 no demostró que su posición competitiva se vea afectada de modo sustancial en comparación con los demás operadores de televisión.
Por lo que respecta a las obligaciones de inversión, la cadena no formuló ninguna alegación en la que sostenga que los demás operadores de televisión están sujetos a requisitos distintos de los que se le exigieron a ella y que pueden afectar sustancialmente a su posición competitiva.
Si bien, como ella sostiene, sus gastos en concepto de obligaciones de inversión superan ampliamente a los de sus competidores, en particular France 2, France 3 y M6, el Tribunal señala que esos operadores están sujetos a obligaciones de inversión en las mismas proporciones por la aplicación del mismo porcentaje a sus volúmenes de negocios.
En segundo lugar, TF1 no demostró que su posición competitiva se vea afectada en relación con grandes grupos de comunicación audiovisual, al no haber definido TF1 dichos grupos con precisión ni indicado de forma suficientemente detallada la relación de competencia en que se situaba respecto de ellos.