TV-3 defiende a su directora de los insultos, que no críticas, del PSC

.

El Consejo de Gobierno y el Comité de Dirección de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) ha salido en defensa de la directora de TV-3, Mònica Terribas, tras las críticas de miembros del PSC por la entrevista que realizó al presidente de la Generalitat, José Montilla. Miquel Ángel Martín, consejero en el distrito barcelonés de Sant Martí y gerente del Institut Metropolità del Taxi, llegó a llamarle "mal follada", "mala persona" y "sin vergüenza" en una entrada en Facebook..
En un comunicado, la CCMA expreso su "más absoluto rechazo por el tono de las críticas y por las descalificaciones", en referencia a estos insultos.
Posteriormente, Martín López escribió una carta a Terribas y le expresó sus más "sinceras disculpas", y añadió que, sin querer justificar en ningún caso la incorrección de sus palabras, no tenía voluntad de que sus insultos salieran a la luz pública.
El PSC se desmarcó de los insultos expresados por Martín López, y también de las críticas a la entrevista que hicieron dos de sus diputados al Parlament. El portavoz adjunto Joan Ferran lamentó que la periodista interrumpiera "constantemente" a Montilla, y el diputado Josep Maria Balcells (CpC) -que en su día presentó el Telediario de TVE- receló del tono "agresivo" de la entrevistadora.
Según el PSC, todas las apreciaciones que se han emitido sobre Terribas son "a título absolutamente individual y no se corresponden con la opinión del partido y que parecen desmerecer la independencia" de los medios públicos y la profesionalidad de sus empleados.
El comité profesional de TV-3 ha pedido "respeto y argumentos" a los políticos del PSC que han criticado la entrevista a Montilla. Asimismo manifestó su perplejidad sobre las críticas de socialistas de que Terribas intentó hacer caer a Montilla en "trampas y contradicciones".
Para el Colegio de Periodistas de Catalunya (CPC), las críticas constituyen una "presión que traspasa la legítima discrepancia".
El presidente de ERC, Joan Puigcercós, afirmó que la entrevista demostró que la televisión pública es independiente del Govern, y dijo que los políticos deben hacer su trabajo y los periodistas el suyo. "Y Terribas hizo el suyo", subrayó.
El PP, por su parte, ha presentado en el Parlament una propuesta de resolución que defiende la "profesionalidad y rigor" de los periodistas de la CCMA.