TVE contrató publicidad rozando el "fraude de ley" durante un mes

.

La nueva ley de financiación de RTVE fue aprobada por las Cortes el 29 de julio, y no se publicó en el BOE hasta el 31 de agosto. En ese mes, la cadena pública siguió contratando publicidad para el próximo cuatrimestre, lo que ha llevado a las televisiones comerciales, agrupadas en UTECA, a denunciar que los directivos de la Corporación "han pisado la frontera del fraude de ley". UTECA exige que RTVE haga pública la publicidad que ha contratado hasta finales de año y en qué condiciones.
Como hasta el 31 de diciembre puede seguir programando los anuncios que haya contratado antes de la publicación de la Ley 8/2009 en el BOE, Uteca considera que RTVE "tiene que justificar que toda la publicidad que emite desde el 1 de septiembre está amparada por contratos vinculantes para todas las partes y no mediante órdenes de publicidad o simples propuestas que solo uncen a una parte".
El pasado mes de agosto, y en una respuesta al diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares, la dirección de RTVE reconocía que ya ha comprometido 860.000 segundos con los anunciantes (que le reportarán 29,5 millones) hasta diciembre 860.000, y tiene en fase muy avanzada de negociación la contratación de 537.000 segundos más, que le supondrían 26,9 millones adicionales.
Uteca acusa a los responsables de la rediotelevisión estatal de "poner en mal lugaral Gobierno y al poder Legislativo" al contratar publicidad "alentados por diversos componentes del sector publicitario". Así, en opinión de las cadenas privadas, RTVE ha "distorsionado" la puesta en marcha del nuevo sistema de financiación.
En julio, Uteca ya avisó de que pensaba cuestionar la tasa con la que debe contribuir al presupuesto de RTVE (un 3% de sus ingresos) hasta final de año si la cadena pública aprovechaba este resquicio legal para contratar anuncios.
Por último, Uteca insta al Parlamento a reclamar los contratos firmados por RTVE si ésta no los hace públicos.
La Corporación ha tachado de "inadmisibles los reiterados ataques de Uteca", y sostiene que cumple "escrupulosamente" las leyes. Asimismo defiende que la asociación de televisiones privadas "no tiene ninguna legitimidad para controlar" a RTVE.