TVE descarta a Uribarri para Eurovisión

"Ya sabíamos de antemano que nos dirigíamos a un público minoritario", justifica ahora Eva Cebrián, directora de Programas de TVE, cuando se le pregunta por la paupérrima audiencia de las galas de clasificación para el Festival de Eurovisión: no han superado el 6,5% de cuota. Pues es la opinión de esa minoría la que ha prevalecido en la elecciónde . Soraya como representante de la cadena pública
Pese a que la decisión se tomaba al 50% entre la audiencia y un jurado de euroexpertos, el empate (22 puntos para la extriunfita, otros tantos para Melody) se deshizo con el ¿voto de calidad? de los espectadores.
Dos días después de su elección, Soraya cuenta que ya encabeza las listas de favoritos, aunque al mismo tiempo reclama constantemente el apoyo de todos los españoles. Un esfuerzo estéril, pues los posibles 12 points sólo pueden llegar de los países rivales. La triunfita ha pedido a los que le asesoren para preparar el camino a Moscú, y se verá próximamente con un grupo de ellos. eurofans
La cantante extremeña ve como rivales serios a los representantes de las cadenas públicas de Noruega, Suecia, Alemania y, con "un poco de miedo" a la de Turquía, aunque está convencida de que este año "no va a ganar una balada".
Soraya niega que exista rivalidad con Melody (que ganó en la primera fase, que se decidió en Internet, y en la que sí hubo una participación importante, con cerca de seis millones de votos). Pero aprovecha la rueda de prensa para lanzarle un dardo envuelto en piropo: "Me parece una gran artista; es más, creo que tuvo mejor puesta en escena en la última gala que cuando actuó con Los Vivancos", esos hermanos bailarines que abandonaron a la ahijada de El Fary porque no se les daba la importancia que creían merecer.
TVE aún no ha decidido quién retransmitirá la final desde Moscú , el próximo 16 de mayo, aunque José Luis Uribarri, que se autopostulaba el pasado sábadoen la despedida de la gala de la que salió elegida Soraya, parece descartado: "Uribarri es jurado oficial de Eurovisión", zanja Eva Cebrián.
Sus compositores definen la canción - La noche es para mí -un tema con toques orientales, un guiño a los eurofans del este como "sonido pop occidental y una base musical dance pensado para conquistar a los europeos de todas las latitudes".
Ahora se introducirán cambios en la coreografía para adaptarla a los gustos eurofestivaleros y a un escenario de dimensiones estratosféricas, comparado con el recogido teatro barcelonés donde se disputó la fase clasificatoria de TVE.
Soraya no quiere quedar segunda en Eurovisión, para no repetir su experiencia como finalista en la cuarta edición de , Operación Triunfo que ganó Sergio. Llevará como amuletos una bandera de su tierra, Extremadura, y ropa interior negra.