TVE reconoce que pagará 35 millones al año por la Champions

 .

Los derechos del partido en abierto de la Liga de Campeones los martes, de 2012 a 2015, han costado a TVE y TV-3 un total de 40 millones de euros, según ha reconocido el presidente de la corporación Alberto Oliart tras participar en la Comisión de Control Parlamentario de RTVE.  La cadena estatal (que ya ha asumido que cerrará 2010 con un déficit entre 40 y 40 millones de euros) pagará 35 millones al año y la autonómica catalana los otros cinco millones de euros restantes.
Preguntado por la decisión de Telecinco de "denunciar y recurrir" la decisión de la UEFA al entender que TVE había sobrepujado por los derechos, algo que la Ley General de Comunicación Audiovisual no permite a las cadenas públicas, Oliart ha señalado que Telecinco "está en su derecho" de denunciar si quiere, aunque ha subrayado que, en su opinión, "no ha habido sobrepuja".
En este sentido, el presidente de RTVE ha explicado que TVE y TV-3 se llevaron los derechos para emitir el partido en abierto de la Champions League entre 2012 y 2015 en "una puja nueva", por lo que no se puede considerar que la cadena pública sobrepujase en la segunda ronda de la subasta, como entiende Telecinco. Asimismo, Oliart ha señalado que las pujas ante la UEFA fueron secretas.
TVE y TV3 emitirán los partidos en abierto de los martes de la Champions League durante las próximas tres temporadas, hasta el año 2015, según anunció la UEFA el pasado 18 de febrero.
De esta manera, las dos cadenas podrán elegir en primera opción un encuentro de cada jornada, que TVE retransmitirá para toda España (incluida Cataluña, en castellano), mientras que TV-3 ofrecerá simultáneamente el encuentro en catalán.
Telecinco ha anunciado que recurrirá,  "con todos los medios legales a su alcance", la adjudicación a TVE de la Liga de Campeones al entender que la cadena pública incumple de manera "flagrante" su Ley de Financiación, que le impide sobrepujar por contenidos como éste, mientras recibe un 3% de los ingresos de las cadenas comerciales.
Con esta sobrepuja, entiende Telecinco, "TVE infla artificialmente el precio de los derechos deportivos y distorsiona así el mercado del que se vale para su financiación. Telecinco se pregunta si esta primera vulneración se mantendrá en el futuro y si, por lo tanto, "quedará exenta también de cumplir con su parte de aportar dicho porcentaje de su facturación", apuntó en un comunicado.
Televisión Española ya ha asumido que cerrará 2010 con un déficit de entre 40 y 50 millones de euros.