Tailandia prohíbe 'Grand Theft Auto'

El videojuego Grand Theft Auto, que ha colocado 70 millones de copias en todo el mundo, ya no se venderá en Tailandia. Las autoridades del país lo han retirado de las tiendas después de que inspirara a un joven a asesinar a puñaladas a un taxista, al que luego robó para poder comprar un ejemplar.
Se ha prohibido por su "contenido obsceno", y la Policía tiene órdenes de arrestar a cualquier comerciante al que se sorprenda vendiéndolo, y que luego podrá ser condenado a un máximo de tres años de cárcel y a pagar una multa de 6.000 bat (unos 116 euros).
Quien lo distribuya en Internet se enfrentará a cinco años de prisión y multa de 2.000 euros, según fuentes oficiales.
Hace dos días, un estudiante de 18 años fue detenido en Bangkok después de hallarse en su vehículo el cuerpo ensangrentado de un taxista de 50 años, al que había asestado decenas de puñaladas.
El joven, quien confesó haber copiado el asesinato del videojuego, fue acusado de homicidio en primer grado, atraco a mano armada y posesión ilegal, delitos por los que puede ser condenado a muerte o cadena perpetua.
La Policía dijo que el arrestado les relató que necesitaba el dinero para comprar la última edición de Grand Theft Auto, ya que sus padres, ambos funcionarios públicos, no tenían suficiente para darle.
Frustrado, optó por gastarse su paga semanal de 11 euros en adquirir los dos cuchillos de carnicero con los que atacó al taxista.
La serie de Grand Theft Auto fue pionera en premiar al jugador que cometa mayor cantidad de delitos virtuales, y ha sido muy criticada por su contenido violento y enaltecimiento del tráfico de drogas o la prostitución.
Estados Unidos se ha planteado prohibir su venta a escala nacional y varias familias han demandado al fabricante por un sinfín de actos de violencia asociados al videojuego, entre ellos varios asesinatos.