Terapia de choque para 'ni-nis' en Cuatro

El ex jugador de waterpolo Pedro García Aguado.mediaset.es

.

El medallista olímpico Pedro García Aguado se vuelve a transformar a partir del próximo viernes en el Hermano mayor de chicos conflictivos para el programa de Cuatro que en esta segunda temporada trata "casos extremos" que muestran "una realidad social".
Producida por la cadena y Plural Entertainment (de Prisa), esta nueva temporada mostrará nueve casos en los que existe un denominador común, "el punto de no retorno de sus vidas", según ha explicado Mariano Blanco, director de programas de Cuatro.
Mientras que el libro aborda temas conflictivos como las contestaciones, las peleas, los gritos, el lenguaje o incluso las drogas.
No existe un perfil concreto de los jóvenes conflictivos, que en su gran mayoría son incluso mayores de edad, ha explicado García Aguado, quien ha destacado que proceden de niveles sociales y académicos dispares.
El que fuera oro olímpico de waterpolo en Atlanta 96, ha admitido que las situaciones son a veces "frustrantes y tristes" y aunque en ocasiones piensa en tirar la toalla es una labor "muy gratificante".
Blanco ha recordado que la primera temporada del programa, que se emitió entre abril y junio del año pasado, tuvo una audiencia del 14,6% de media y una cuota de pantalla de dos millones de espectadores, que en su mayoría tienen entre 13 y 44 años.
"Cada vez hay más niños violentos", ha explicado García Aguado durante la presentación en la que también se ha destacado la publicación del libro Hermano mayor. Entender a los adolescentes es posible, escrito por este ex deportista de elite y la psicóloga del programa, Esther Legorgeu.
Con "calma" y viviendo una "lluvia de emociones que van desde la frustración hasta la esperanza", García Aguado busca las causas de los problemas afectivos de unos chicos que "no son malos sino que se comportan mal".
Asesorado en todo momento por un equipo de psicólogos encabezado por Legorgeu, García Aguado despoja a los jóvenes de "unos privilegios que no se han ganado" (propios de esa Generación nini que ha dado pie al reality de La Sexta) y que tienen trastornos de conducta.
"Estos chicos piden la autoridad a gritos", ha explicado el director del programa, Carlos Recio, quien ha destacado que a través de los casos se pondrá en práctica una terapia de choque que cambiará "las costumbres y los hábitos" de los jóvenes con sus padres.
"En mi casa a los 12 años ya no tenía límites", ha admitido García Aguado, quien superó una etapa de su vida marcada por las adicciones.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.