Violencia contra la mujer en 'Padre de familia'

Imagen de un capítulo de 'Padre de familia'mediaset.es

.

el grupo Parents Television Council (PTC), un grupo conservador que observa la programación de los medios.
En un estudio, PTC añadió que hubo un incremento en la representación de adolescentes como víctimas cercano al 400%.
"Espero que la industria observe nuestros datos y quede tan sorprendida como quedé yo", dijo a la prensa el presidente del PTC, Tim Winter.
El informe sugiere que los actos violentos contra las mujeres y adolescentes estaba creciendo en tasas que excedían el aumento de un 2% en la violencia en general que el estudio descubrió que existía en televisión entre el 2004 y el 2009.
El PTC agregó que se encontraba particularmente preocupado por el uso de la violencia contra las mujeres en las comedias y agregó que espera que las cadenas televisivas y los patrocinadores se opongan a esa tendencia.
El PTC comparó la programación en prime time en las cadenas ABC, NBC, CBS y Fox en febrero y mayo del 2004 y durante los mismos meses en el 2009.
El grupo sostiene que cada cadena, salvo ABC, mostró un dramático incremento en las historias que incluían palizas, amenazas violentas, tiroteos, violaciones, apuñalamientos y torturas.
Los resultados del PTC reflejan un profundo aumento en el número de series sobre crímenes en la televisión, tales como la popular franquicia de CBS CSI, que es una de las series dramáticas con mayor audiencia en Estados Unidos.
El estudio ponía atención en Fox, diciendo que la cadena permitía que la violencia contra la mujer fuera vulgarizada por medio de tramas cómicas en sus comedias animadas satíricas . Padre de familia y Padre made in USA
El grupo citaba un capítulo de Padre de familia de 2009 en el que un personaje se divorcia mediante un procedimiento ficticio del siglo XVIII -disparando a su mujer hasta matarla-.
Un segundo grupo de vigilancia de contenidos en televisión, TV Watch, acusó al PTC de buscar ampliar el control del Gobierno sobre la producción de contenidos de televisión y dijeron que los padres tienen la última palabra a la hora de decidir qué ven sus hijos.
"Este llamado estudio es (...) un intento por obligar a que todos los contenidos de televisión se acomoden a sus propias creencias. Los padres tienen las herramientas para tomar decisiones sobre qué ven sus hijos", dijo Jim Dyke, director ejecutivo de TV Watch, en un comunicado.