La adorable reina del 'play-back'

Yang Peiyi y Lin Miaoke, voz e imagen respectivamente de la 'Oda a la madre patria'.mediaset.es
Un vestido rojo, dos coletas, unas facciones perfectas y una tierna sonrisa. Con estos ingredientes, Lin Miaoke conquistó a todos los espectadores que siguieron la gala de apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín.
Mientras, entre bastidores, se encontraba Cheng Qigang, la niña de voz prodigiosa pero cara poco agraciada que entonaba la Oda a la madre patria que acompañó al izado de la bandera china.
La decisión de ocultar a la verdadera voz del himno fue su aspecto físico. Los organizadores del evento decidieron que esa cara rechoncha acompañada de una imperfecta dentadura no merecía ser la imagen del país en un evento de semejante difusión mundial, y así fue como la voz de Yang, de 7 años, quedó oculta tras el halo de protagonismo de Lin, al más puro estilo de Cantando bajo la lluvia.
Según declaraciones del director musical de la ceremonia, Cheng Qigang, a la página web Sina.com, Lin fue elegida por "ser muy mona", y no por saber cantar.
Se excusó explicando que lo hicieron porque querían "proyectar la imagen correcta porque estábamos pensando que era lo mejor para el país".
La imagen de la pequeña Lin ha dado la vuelta al mundo, y ha sido una de las más reproducidas en los últimos días.
Además, se ha sabido también que hubo partes de la ceremonia inaugural que fueron grabadas antes del viernes. El Vicepresidente ejecutivo de los juegos, Wang Wei, reconoció ante los periodistas que "algunas de las tomas se produjeron antes de la ceremonia de apertura para darles un efecto teatral".
Una de las partes grabadas con anterioridad fue el impresionante despliegue pirotécnico por toda la ciudad de Pekín que conducía hasta el estadio olímpico del 'Nido', del que momentos que se produjeron en directo, y otros que se emitieron en diferido.