'El aprendiz' de un trabajo que "nunca existió"

.

Juancho Lanchares, ganador del concurso El aprendiz (La Sexta), cuyo premio consistía en un puesto directivo en una de las empresas de Luis Bassat, asegura que "nunca" le han ofrecido "por escrito" ese trabajo, solamente "invitaciones", mientras la cadena privada asegura que ha rechazado dos propuestas.
Lanchares, vallisoletano de 30 años, escuchó en diciembre pasado de labios del empresario publicitario Luis Bassat la frase que había estado persiguiendo durante su pelea con otros 17 jóvenes: "Juancho, está contratado", pero a día de hoy aún no cuenta con ese puesto de trabajo, dotado de un sueldo de 100.000 euros, una situación que "no es de recibo", explica.
"Cuando firmas un contrato para un programa así, el puesto tendría que estar cerrado" con el empresario por parte de la cadena, señala el ganador de El aprendiz, y recuerda que en el formato estadounidense el espectador ve cómo el ganador comienza a trabajar inmediatamente en el puesto conseguido.
"Aquí no se ha visto porque no lo hay, el puesto de nuestros sueños nunca existió", remacha, y asegura que "lo único" que ha recibido son "invitaciones a conocer un puesto de trabajo, nunca me han dado nada por escrito". "Si hubiese sido así, ya estaría trabajando", asegura el ganador de El aprendiz, que llegó a entrevistarse con el propio Luis Bassat, quien le ofreció "una posibilidad que no tenía nada que ver con su empresa ni con él, y le dije que no me gustaba".
"Me dijo que intentaría buscar algo, por lo que se ve que no había nada cerrado con el programa", añade Lanchares.
Recuerda que el contrato que firmó dice que trabajaría "directamente para Luis Bassat en una empresa suya o en una empresa participada", o bien donde el empresario "tenga un puesto en el consejo de administración" o en una empresa que "se creará específicamente para el ganador".
Fuentes de La Sexta explicaron a Efe que el ganador de El aprendizrechazó "dos trabajos" ofrecidos por el programa, así como un acuerdo económico, por lo que entiende que "la cadena ha cumplido con su parte".
Lanchares, que quiere huir de toda "fama mediática", confirmó este último extremo, y señaló que las condiciones del acuerdo le llevaron a desestimarlo, ya que "un trabajo así es difícil de cuantificar en dinero".
"Todo el mundo quiere trabajar, y más en una situación como la actual", asegura Lanchares.
El ganador de El aprendiz, diplomado en Administración y Dirección de Empresas, en Marketing y en Informática Empresarial, aseguró que su intención sigue siendo la de conseguir "un acuerdo amistoso", aunque si no es así, "el asunto seguirá su curso legal en manos de mis abogados", concluyó.