Los Globos de Oro 2014, los más vistos de la década

Tina Fey y Amy Poehlermediaset.es

.

Y el gran ganador de los Globos de Oro fue... NBC. Esta edición de los premios cinematográficos y televisivos que otorga la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood ha sido la más vista en 10 años, con casi 21 millones de seguidores. La 71ª edición de los Globos de Oro se celebró el pasado domingo en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles, en una ceremonia conducida por Tina Fey y Amy Poehler por segundo año consecutivo.
Pero La gran estafa americana -que fue la más galardonada con tres premios-; 12 años de esclavitud, Breaking bad o Brooklyn nine-nine -que se llevó los mismos galardones que la aclamada y difunta serie de AMC- no fueron los únicos líderes de la noche.
La verdadera ganadora de esta edición fue NBC. Los 20,9 millones de espectadores significan un incremento del 6% respecto al año pasado, y un 24% desde 2012.
Parte del éxito que ha venido cosechando la gala de los Globos de Oro durante los dos últimos años radica en las populares conductoras del evento, Tina Fey y Amy Poehler.
Pese a todo, la 71ª edición de Los Globos de Oro no ha podido arrebatarle el podio a la que se celebró en 2004 y que continúa siendo la gala más vista de la historia, con 26,8 millones de espectadores. Un año en que las grandes triunfadoras fueron El aviador, de Martin Scorsese, y Million dollar baby, de Clint Eastwood, con dos galardones cada una.
True detective
En la noche de los Globos de Oro... se coló True detective. El estreno de la serie protagonizada por Matthew McConaughey y Woody Harrelson -que el lunes llegó a Canal + Series- se convirtió, con más de dos millones de seguidores, en el mejor estreno de HBO en cuatro años, tras la marca de Boardwalk Empire, que atrajo en 2010 a 4,8 millones de seguidores a su primer capítulo. Además, True detective ha conseguido superar, aunque por muy poco, a la aclamada Juego de tronos, que abrió sus puertas a 2,2 millones de espectadores en 2011.
True detective narra la historia de los detectives Rust Cohle (McConaughey) y Martin Hart (Harrelson), cuya vida se enreda durante la búsqueda de un asesino en serie en Lousiana durante 17 años.
La serie tiene un hilo argumental dividido entre pasado y presente, saltando entre la primera apertura del caso, en 1995, y el momento actual, en el que los dos detectives testifican en la reapertura del crimen.